Archivo por meses: octubre 2011

Tiempo dame Tiempo…

 

“Haz cambiado mi vida me haz hecho crecer

es que no soy el mismo de ayer.

Mi vida es un siglo sin tí…”

Chayanne

Ahora si quiero un día de 26 horas. Cuando llego a casa y Mi Manu está dormida me siento como si me dieran un gran portazo en la cara. No hay función. El día termino y yo la vi y atendí escasamente unas horas en la mañana. Luego entiendo que es parte de nuestro crecimiento. Me lanzo un salvavidas y me digo: “la calidad es mejor que la cantidad de tiempo” y el fin de semana estar con ella, atenderla, alimentarla, jugar con ella, se convierte en un evento impostergable, valioso y aprovechado al máximo.

En un intento por quitarle protagonismo a mi cuita y hacer de ella un sentimiento más generalizado, me lance a los pasillos de mi trabajo a realizar entrevistas,  tratando de echar mano a consejos y estrategias de otras compañeras y amigas, que hoy, tengo el agrado (además de una sonrisa, lágrimas y un profundo sentimiento de orgullo), de compartir con ustedes. Son realidades maravillosas, que encuentro en el tras cámaras, de un mundo que vende irrealidades y  sueños.

JULIET LIMA (ACTRIZ) la malcriada Perla,  en Natalia del Mar

Es madre de Antonella de 7 años.  A quién describe como una niña Disciplinada en cuanto a horarios de dormir, tareas y actividades cuando está en el Colegio, por eso a veces llega y Antonella ya está durmiendo. En una alianza con el inconsciente de Antonella, Juliet se mete en la cama un ratico con ella y al oído le recuerda cuanto la ama,  dice: “uno cree que no oyen porque están dormidos y no se están enterando de nada. Yo se que me siente, que su inconsciente hace que me escuche y por eso le hablo, le digo cuando la amo”. Juliet cuenta, que en las mañanas para ella es importante vestirla, peinarla, llevarla al Cole. Le parece tiempo super importante.

En tiempo de vacaciones la cosa cambia, aquí Antonella la acompaña  ya sea al teatro o al canal. Juegan intercambiado roles. Juliet sostiene lo  importante que es para ella que Antonella vea qué está haciendo mami cuando no está con ella, que vea que esta trabajando y tiene una responsabilidad que entienda su mundo, ”porque si no lo vives no lo sabes”. El tiempo dedicado es super importante, no es problema del niño si tu estas cansada, si tienes sueño. Una vez le paso que al llegar en la madrugada Antonella se levantó y le dijo: ¿Por fin llegaste? Tenían dos días sin verse. Para ella fue muy duro.

Tengo compañeras de trabajo en áreas diferentes pero con la misma complejidad de tiempo. Ellas también disfrutan cada hora al lado de sus pequeños:

Enegy Rangel –Copy Producer en Publicidad y Promociones-

Diego tiene 2 años y medio, lo disfruta en las tardes porque su horario le permite hasta buscarlo en el Maternal. Ella comparte con él la cocina, los bailes.

mami y el diego 2 300x168 Tiempo dame Tiempo...Si hay que picar tomates, Diego la ayuda con un cuchillo de plástico. Hace que su tiempo con él  sea lo más agradable posible, cocinan y también ven comiquitas y las comentan. Ella canta sus canciones, tienen la hora del kareokee, Diego toca la batería.

No se disfrazan “porque él solo es spider man” dice Enegy. (Me reí mucho con esto).

Soraiza Villalobos –Coordinadora de Pautas en Publicidad y Promociones- aprovecha el trayecto al Maternal o a la casa para conversar al máximo con Sofía Valentina, su hija  de 3 años. Soraiza también coincide en los fines de semana como tiempo exclusivo para dedicarle a Sofía. En casa cocinan, hacen los quehaceres, ven tele, si ella esta ocupada la involucra para reforzar la compenetración madre-hija, me cuenta Zoraiza. Ella también se disfraza para jugar con Sofía. En el juego ella es una amiguita más.

A Soraiza le brillan los ojos y me cuenta una hermosa anécdota de la que quedó registro: Lo que comenzó con un simple “mami ráscame la espalda” termino en una divertida  guerra de talco. “Sofía es inagotable” dice dulcemente Soraiza.

NANY TOVAR (ACTRIZ), la solidaria Sandra en Natalia del Mar,

Nany con disfraz1 200x300 Tiempo dame Tiempo...Hace lo mismo con Diego Andrés, su hijo de 3 años, él es medio noctámbulo confiesa Nany: “me espera hasta que llegue de las grabaciones. Me cuenta su día, lo que aprendió y los fines de semana son exclusivos para él”. Su necesidad de estar con él es prioritaria. No café, no compartir en salidas de grupo el tiempo que puede estar con Diego Andrés es una necesidad, dice que es mayor la necesidad de ella que la de Diego, “porque él esta con su abuelita y esta feliz”. Ella en cambio sale corriendo para su casa una vez terminada su pauta del día. Su llegada es un juego: él se esconde y ella pregunta ¿dónde está mi bebe? Y él se ríe y se descubren y se abrazan. No lee libretos mientras esta con Diego, esta prohibido, él sabe reclamar atención. Entonces viene el tiempo de compartir ¿Qué hizo durante el día para reforzar confianza?  Conversan su día, ella descubre en él palabras nuevas: “Hace unos días me sorprendió cuando me dijo que había aprendido con las comiquitas que los dinosaurios que comen carne son carnívoros y los que comen planticas son herbívoros”. La  lectura de cuentos es dramatizada y con canciones, “eso le encanta!!!” dice Nany. Los fines de semana  siempre hay plan: “El y yo. Cine, Ávila, Playa. Juego béisbol, metras, vaqueros e indios con maquillaje y vestuario”. La hace dormir tranquila el saber que ese tiempo es nutritivo y  que Diego sabe que mamá estuvo para él, por corto que a ella le parezca. Mientras ella puede se encarga de sus cosas por muy cansada que este. Aunque cuenta con gran respaldo y apoyo en su familia, si la pauta es en la tarde, el cuidado de Diego Andrés es de ella: su mami Nany.

Me encanto reafirmar mi confianza en la mencionada frase: “más vale calidad que cantidad de tiempo”. De nada sirve lamentarnos por el tiempo que no podemos darle. Debemos aprovechar el tiempo que tenemos para estar con ellos. Manu ya se despide de mi sin lágrimas cuando llegamos al Pre escolar. Entiende que voy a mi trabajo. Qué así como ella tiene actividades en el kinder yo tengo obligaciones en mi trabajo. Le encanta saber que mami hace una novela que ve la abuelita y Tomasa (mi abuelita prestada) y que al llegar mami no hace sino estar con ella. Jugar con ella, hablar con ella.

Mi tiempo, tal vez corto para mi, que soy un adulto esclavo del día a día y el stress, para ella es suficiente. Los niños son seres maravillosos para los que no existe el tiempo en medida de horas o minutos. Existe el tiempo  que dediquemos a darle un abrazo, una sonrisa, a escuchar su vida y hacerla importante solo con estar allí para ellos. Un detalle material claro que ayuda. Una abuela, una nana, son un gran apoyo pero nada sustituye nuestra presencia, nuestro ser, tan importante en el no tiempo de nuestros Amamantad@s.HPIM1032 300x225 Tiempo dame Tiempo...