Archivo por meses: Enero 2014

Criando para el amor

beneficios de amamantar a tu pequeno 633x346 300x163 Criando para el amor
Por un mundo más humano y solidario, debemos prestar atención a lo que enseñamos en casa… ¿Qué tal si empezamos por criar a nuestros hijos en el amor y respeto?…

Cuando se tiene un hijo, vienen con él no solamente los cambios propios sobre la vida de la familia o la pareja, sino que también lo acompaña un sinfín de dudas sobre criar -y en lo personal “criar en el amor”.

299852 270542772976910 215210875176767 933513 662035277 n 300x286 Criando para el amor

Ahora bien, si nos percatamos que gran porcentaje de las conversaciones que se tienen con la nueva mamá casi todas son dirigidas por indicaciones o sugerencias (en algunos casos imperativas y hasta reprobatorias), tal como se ilustra en la imagen de arriba. Es preciso rescatar que lo más importante es la intuición de la madre (y el padre) y que ésta le ayude a descartar o tomar para sí lo que crea más conveniente.

Por eso este post quiero tomar algunas ideas sobre la teoría de la crianza con apego o crianza respetuosa. Esta es una propuesta original de John Bowlby(*), y la base de este planteamiento indica que el niño tiene tendencia a buscar proximidad con una persona y sentirse seguro cuando esa persona está presente.

En otras palabras, la crianza con apego busca entender las necesidades biológicas y psicológicas de los niños. Al fijar límites que sean apropiados para la edad del niño, la crianza con apego toma en cuenta cada etapa física y psicológica del desarrollo que el niño está experimentando.

Por lo que, significa entender cuáles son las necesidades, cuándo se presentan, cómo cambian a lo largo del tiempo y de las circunstancias, y ser flexibles al idear maneras para responder apropiadamente.

crianza 2 300x113 Criando para el amor

De esta manera se busca fomentar un vínculo seguro con los hijos mediante varios principios, los cuales marcan un patrón de metas para los padres:

  • Preparación para el embarazo, el nacimiento y la labor como padres.
  • Alimentación con amor y respeto.
  • Responder con sensibilidad.
  • Utilizar la crianza de apego.
  • Incluir la crianza también durante las noches.
  • Proporcionar el cuidado cariñoso constante.
  • Practicar la disciplina positiva.
  • Esforzarse para un equilibrio en la vida personal y familiar.
  • Evitar la violencia con los niños, verbal y física

De forma que los padres que buscan en esta filosofía de crianza un punto de partida, pueden adaptarlo al ritmo de cada familia, con la finalidad de simplificar y armonizar sus estilos de vida, dándole siempre prioridad al bienestar del bebé y al instinto materno y paterno. El pensamiento principal detrás de estos tópicos es siempre el respeto y el amor al niño en cada una de sus etapas, por eso hablamos de empatía: ponernos en lugar de esa pequeña personita y proporcionarle un crecimiento armonioso.

(*) John Bowlby (26 de febrero de 1907, Londres – 2 de septiembre de 1990, Isla de Skye, Escocia) fue un psicoanalista inglés, notable por su interés en el desarrollo infantil y sus pioneros trabajos sobre la teoría del apego.

De profesionista con doctorado a ama de casa

Algunas mujeres que son madres y tienen un trabajo remunerado fuera de casa se sienten ofendidas con términos tales como”mamá de tiempo completo”. De la misma manera, otras pueden molestarse con la distinción entre “madres que trabajan y madres que no”. Para mí, lo que está en el fondo de estos términos y estas distinciones es el descrédito de las mismas mujeres –por supuesto, no de todas– hacia las labores relacionadas con el hogar y la crianza de los hijos.

Al respecto, me parece muy ilustrativa una imagen que publicaron en un diario en ocasión al día de la mujer. La imagen mostraba a una mujer delgada, bien vestida y con labios pintados que sostenía, con una mano, una serie de globos con artículos de oficina y, con la otra, otra serie de globos con artículos relacionados con la casa y los hijos. ¡Menuda liberación femenina!, pensé: Ahora, para aspirar a una imagen de éxito ya no sólo basta con tener la casa limpia y ordenada, los hijos pulcros y bien educados, mantenerse delgada y bella, sino que es necesario además tener un buen puesto en alguna organización y un sueldo asegurado. A ello hay que sumarle, por si fuera poco, tener tiempo para hacer ejercicio y salir con las amigas regularmente, porque hay que darse tiempo para una misma.

Así, si una mujer llega a cierta edad soltera y sin hijos, aunque corra maratones y viva holgadamente, seguro que constamente se verá cuestionada sobre el matrimonio o la maternidad. De otra parte, si una mujer decide dejar su carrera profesional para dedicarse a sus hijos, igualmente se topará con cuestionamientos. En efecto, si un tiempo era mal visto que una mujer pensara en estudiar y trabajar, ahora parece que está mal visto que una mujer, sobre todo si tiene una carrera profesional, piense dedicarse exclusivamente a su hogar.

Recientemente terminé mi doctorado –¡Sí! ¡Logré mi meta, amamantando libremente y todo!– y por diversos motivos decidí posponer una búsqueda de empleo formal y sigo trabajando desde casa. Así que ya me tocó escuchar la frase que uso como título de esta entrada, y no precisamente como un cumplido. Lo más triste es que la escuché de una mujer que es, precisamente, ama de casa.

Si un ascenso laboral significa mayor responsabilidad, ¿por qué este cambio no es percibido como un ascenso? ¿Acaso criar a un hijo no es un trabajo con un impacto social altísimo? ¿Por qué una tarea parece ser importante sólo si puede medirse en términos financieros?

El poco crédito que suele darse a quienes se dedican a la casa y a los hijos se da tanto para hombres como para mujeres. Conozco también casos de hombres que trabajan o han trabajado, con remuneración o no, desde casa, y tampoco reciben mayor aprobación o menos cuestionamientos. ¿Por qué, entonces, tal descrédito al cuidado de un hogar?

Creo sinceramente que no trabajan más aquellos que salen de casa ni los que nos quedamos. Creo, más bien, que deberíamos ampliar nuestro concepto del trabajo y del éxito, y empezar a ver que hay muchísimas maneras –y no sólo una o dos– de formar un hogar y de ser feliz.

 

940 Sábados

¿Sabías que hay unos 940 sábados desde el nacimiento de nuestros hijos hasta cumplir 18 años? Así que no importa si el número te parece mucho o muy poco, lo importante es reconocer que el tiempo se pasa rápido y que debemos disfrutar la compañía de nuestros pequeños y valorar cada instante con ellos.

Feliz fin de semana!!

940 300x243 940 Sábados

Qué comer en la lactancia, también es cuestión de instinto

lactancia 300x213 Qué comer en la lactancia, también es cuestión de instinto

Mucho he leído, me han contado y aconsejado sobre qué debo comer ahora que estoy en período de lactancia. Pero en cuanto al tema me ha parecido muy interesante lo que comparte Mariana Palmero en su artículo Qué comer dando pecho (en Inspirulina), acerca de su experiencia, temores y dudas con respecto al tema.

“Me sentía culpable y responsable por todo, nuevamente me encontraba en una posición donde mis decisiones afectaban a mi bebé y algo tan simple como alimentarme se volvió un estrés. Recurrí al pediatra de mi hija, anoté todas las dudas y preguntas, todos los comentarios que había escuchado que no parecían tan locos y estuve como una hora hablando de eso. Él me recomendó que siguiera la misma alimentación que tuve durante el embarazo cosa que fue muy lógico para mí. De alguna manera ya tenía información de lo que nos caía bien y lo que no y lo experimentamos juntas durante nueve meses.”

Sin embargo, deseo recalcar algo que ella comenta y que me parece fundamental hacer una lista de lo que sí se puede comer, en lugar de enfocarnos en lo que no podemos comer, seguramente nos hará sentirnos mejor.

“Más calmada y confiando en mi instinto, que no es cosa ligera, comencé a comer más relajada y fui probando cómo nos caían los alimentos. Si hay cosas de las que debemos cuidarnos pero en general me di cuenta que los límites no eran tantos, que tenía más opciones de las que quería ver, que cada niño es diferente y que lo que le cae bien a uno a lo mejor no funciona con otro así que lo mejor es compartir experiencias con otras madres pero evitar la comparación porque eso puede generar mucha ansiedad”, asegura la articulista.

Yo por mi parte intento cada día disfrutar de esta bonita etapa, tomando en cuenta por supuesto lo que es saludable para mi bebé y para mí, mantener una alimentación balanceada y evitar los excesos. Y ahora recordándoles, que en esto de “comer amamantado, también es cuestión de instinto”.

Imagen: Google

Y cada tres horas me vuelvo a enamorar!

… tan profundamente como la primera vez. Nunca me imaginé que se pudiese amar tanto, pero tanto y tan fuerte como amamos a nuestros hijos. Además, de estar tan maravillada de la manera cómo se ha multiplicado mi capacidad de amar desde que tengo a mi segundo tesoro en los brazos.

 
Quizá a más de una le haya pasado por la mente cómo sería la segunda vez, nuestro vínculo y capacidad de entrega para con el segundo hijo. Y ante estas consideraciones, ya tengo mi respuesta, es más cada tres horas o menos la vida me responde a través de esos bellos ojos grises que me miran y se refugian en uno de los más grandes actos de amor: la lactancia.

 

Sólo puedo dar gracias a Dios y a la vida por permitirme disfrutarlos!!

beneficios de amamantar a tu pequeno 633x346 300x163 Y cada tres horas me vuelvo a enamorar!

 

Imagen: Google