Archivo de la categoría: lactancia

Madres y padres estarán “Contando historias de lactancia” en el Boleíta Center

En el marco de la celebración de la “Semana Mundial de la Lactancia Materna 2013”, se llevará a cabo un evento sin precedentes con el objetivo de empoderar a las familias y animarlas a lactar.

banner

“Mamás al día con la lactancia” organiza el evento “Contando historias de lactancia” en conjunto con el Boleíta Center para el próximo sábado 3 de agosto. El lema que acompaña este año ala Semana Mundial de la Lactancia Materna (SMLL) es “Apoyo a las madres que amamantan: cercano, continuo y oportuno”. Por tal razón queremos destacar la importancia de difundir experiencias que muestren una vivencia que inspire a madres, padres y al entorno familiar a empoderarse de su proceso y lograr una lactancia exitosa.

1Las historias serán relatadas por sus protagonistas, mujeres y hombres quienes contarán cómo lograron superar los obstáculos hasta cumplir el objetivo de lactar a sus bebés y brindarle todos sus beneficios.

Durante la jornada también estarán presentes expertos del área quiénes hablarán de temas vitales para las madres como la introducción de alimentos después de los 6 meses y cómo crear un banco de leche materna casero, ideal para las madres que deben regresar al trabajo. Contaremos también con la asistencia de consejeras de lactancia materna que atenderán dudas y preguntas de manera personalizada. Mientras tanto,los más chiquitines disfrutarán de una sesión de cuenta cuentos. El evento cerrará con con una amamantada masiva pública, para mostrar a todos que una familia que amamantar fortalece la sociedad.Se invita a embarazadas, madres en proceso de lactancia y público en general a participar de esta actividad.

2Más de 25 madres y padres enviaron sus “Historias de lactancias” al equipo organizador. De éstas sólo algunas serán presentadas en el evento y el resto podrán disfrutarlas en la página www.mamaaldia.com.ve. Cada narración muestra que la voluntad y la autodeterminación son vitales para alcanzar lactar a los bebés.

El evento “Contando historias de lactancia” es gratuito y pueden participar todos los que quieran disfrutar de un sábado ameno en el

Centro Comercial Boleíta Center. Es el 3 de agosto a las 3pm

en la terraza de la Feria de comidas. Mayor información www.mamaaldia.com, @mamaaldia, equipolactancia@gmail.com.

Sígue #historiasdelactancia o #lactancia en twitter.

3FB_chdl_007

El nacimiento desde los ojos de la Doula, Capítulo V

Tomado de Placentera, autora: Diana Vegas.

placentera

Cuando conocí a los padres de Lucas en el curso prenatal de Auroramadre sentí una conexión casi inmediata con ellos. Quizás porque me recordaban a mí misma, se me hacían que eran personas que fácilmente podrían ser mis amigos si por algún azar nos hubiéramos conocido antes de ese momento. Ella tenía de esas barriguitas pequeñitas. En Venezuela hay un bombón de chocolate muy rico que se llama “Toronto” se trata de una avellana envuelta en una bolita de chocolate de leche; aquí a las mamás que por detrás ni parece que estuvieran embarazadas y cuyas barrigas son redonditas se les dice que parece que se hubieran tragado un Toronto 🙂 así parecía ella. Cuando me escribió por el Facebook me tomó un momento entrar a su perfil y darme cuenta que era ella! Una partecita de mí lo esperaba o más bien lo deseaba. Y otra, la predominante, simplemente se sentía agradecida. Amo mi trabajo!

Para mí los encuentros previos al nacimiento son fundamentales, son el espacio y el tiempo para echar historias de vida que hablen de cómo ha sido el camino para llegar a este punto, da la oportunidad de conocernos un poco para así sea atisbar a qué vamos a enfrentarnos juntas. Me gusta hablar con las mamás e indagar en ellas, el trabajo de parto es un evento profundamente emocional y me da tranquilidad saber qué puede surgir y cómo puedo ayudar. Me gusta hablarles claro, no meterles miedo pero si que ellas sepan también a qué atenerse, es trabajo y aunque yo estoy en su equipo para llevar a cabo su visión, su plan de parto, yo estoy darles apoyo y asistirlas, es a ellas a quienes les toca parir.

En este caso, mamá estaba completamente involucrada, anhelante, había leído mucho durante el embarazo, y más que luchar por mantenerse activa con ella hay que luchar para que descanse. Se ve preparada, más bien está preparándose continuamente para el reto, sabe que puede y quiere parir, no tiene tenor sabe que todo va a estar bien, poco a poco todo va encajando y fluyendo; la madre de ella que inicialmente no estaba tan a favor del parto en casa (por el temor a que no esté la ilusión de control que ofrece la clínica) finalmente se sube a bordo y ellos replican la estrategia de mi acompañamiento más reciente y que no tengo idea por qué no se me ocurrió a mí: avisar a la familia cuando el bebé ya ha nacido.

El día antes del nacimiento (sin saber que lo era) pasamos la mañana conversando, ya nos habíamos visto dos veces antes para hablar, tomar fotos y compartir una rica comida vegetariana, ella es chef y se lució con arroz integral y ajonjolí, ensalada con queso fresco y vinagreta asiática y una ‘jamón’ vegetariano a base de cereales, leguminosas y ricas especies. En nuestra tercera visita conversamos un poco de los temores, de las sensaciones expansivas que ella ya estaba teniendo (le aseguré que en teoría podría pasar así varios días, mientras no botara el tapón mucoso o las sensaciones adquirieran un patrón aun no estaría en trabajo de parto como tal), hablamos de su plan de parto, de hecho lo revisamos punto a punto, yo me anticipe y le dije lo que con frecuencia les digo a las mamás: escribe tu plan de parto, pero sé flexible; las cosas suelen suceder distinto a lo que imaginamos o creemos que queremos. He conocido mamas que tienen partos que considero hermosos pero que no se sienten satisfechas con la experiencia porque tal o cual cosa no salió como ellas esperaban. Está bien leer, prepararse y también está bien dejarse ir y entregarse a la experiencia. Cuando me dice que quiere separa el cordón con la llama de dos velas honestamente pensé, dónde habrá visto eso? 😛 Me comento que había leído el artículo y que le había llamado mucho la atención, que a los dos les parecía un ritual lindo. Le comenté que era cuestión de hablarlo con Beltrán y que yo sabía la teoría pero nunca había visto uno salvo en videos de youtube. También me muestra una carta para los familiares sobre sus deseos para los primeros días, pienso que es genial, se que es probable que haya alguien que se ofenda pero pienso que es mejor decirlo a quedarse callada y ofenderse a si misma al permitir cosas que no desea (el gentío hablando alto y pasándose al bebé de unos brazos a otro) En realidad no tendría ni que decirle nada porque ella sabe lo que quiere y se le siente la tranquilidad en la búsqueda a lograrlo.

Durante esa tarde intercambiamos unos cuantos mensajes, ella me comenta que sigue teniendo sensaciones, yo le digo que dormiré con el teléfono cerca, cosa que hago, pero no entiendo cómo es que ha quedado en silencio. Me despierto en la mañana del 5 de Julio, día feriado en Venezuela y mientras termino de despertarme tengo una sensación en el pecho, me levanto y efectivamente hace una hora que me escribieron, es el día! Recojo mis cosas y salgo corriendo! Cuando llego y, el obstetra y su esposa Isabella han llegado. Ella pasó toda la noche teniendo expansiones más o menos regulares, cuando salió el sol fueron al consultorio de Beltrán, ella iba con la sensación de no estar segura si era o no era, como aun no había botado el tapón, ni roto fuente, tenía el temor que el doctor le fuera a decir que ni siquiera había comenzado a dilatar, sin embargo cuando le hacen el tacto Beltrán le informa que ya prácticamente tiene 8 cm, que vuelen para la casa y él se va detrás, coordina con Isabella para que lleve la piscina de parto que estaba en su casa y nos encontramos todos allá.

El ambiente en el hogar es por demás tranquilo, se siente la emoción en el aire, nos preparan un rico desayuno, arepitas, huevitos revueltos, queso y un vaso de bebida de avena! A ella le toma fotos su hermana, ella posa y todos nos reímos.

 

 

 

 

 

 

Mamá está en el cuarto con papá, cuando llego siento que se cierra un triangulito, ahora estamos los tres en el cuarto, nos rotamos, caminamos, masajeamos, respiramos, ella va más que bien, tiene un umbral del dolor altísimo. Entre expansiones me comenta que ha estado usando la crema que le preparé todo el trabajo de parto, yo también la uso para darle masajes, con las manos y con el antebrazos por las caderas, los glúteos, los muslos, retorno a mi canciones amadas de Indios Brasil y sostenemos juntos un espacio de armonía, por instantes todo está en calma y luego nos reactivamos. Veo como le habla a su bebé y soba su barriga, “Lucas te estamos esperando” durante la expansión sube y baja alternando los talones, pareciera que estuviera subiendo escaleras, se mece, se mueve, se queja, lloriquea. “Este es el momento del que hablamos” -le digo yo, “crees que no puedes más, pero en realidad estás muy cerca” Cuando la sensación pasa se le nota el cansancio, la animo a recostarse y hasta se queda dormida. La despiertan las contracciones “¿Cuánto más?” pregunta. “tócate” le digo ya lo sientes? Si, dice ella, ya lo siento. Qué pasa que no puja? Me pregunto en mi mente. Entra al cuarto el doctor, ella se pone en cuclillas a un lado de la piscina, su bebé ya está ahí, pero le da temor pujar. “¿A qué le temes?” Le pregunto, “a que no salga” me responde. Con la siguiente expansión ya no se escucha un quejido, más bien gruñe, va a entregarse a la sensación, se siente todo tan inminente. Beltrán le dice “veo que te decidiste a tenerlo ahí” (fuera del agua) No, dice, Decide meterse, la ayudamos a entrar, con la siguiente puja un poco más y cuando pasa la sensación se levanta. Veo que Beltrán saca una ampolla (que asumo es methergine) y una jeringa, más tarde me entero que él viene de pasar toda la noche atendiendo a una mujer que hizo hemorragia luego de una cesárea y hubo que hacerle transfusión la madrugada anterior, no había camas disponibles, el doctor durmió en una colchoneta en el suelo :/

El tiempo entre contracciones que había estado siendo cada vez menor ahora se expande, tarda unos cuantos minutos en venir, tiempo en el que aprovechan los familiares más cercanos para entrar al cuarto, cuando viene la sensación ella se agacha entra al agua y puja con todas sus fuerzas y en contra del ardor que luego me comenta sintió; el aro de fuego, en un momento Beltrán le pide que eche las caderas hacia adelante y todos nos emocionamos al unísono, la cabeza ya está allí! Más tarde cuando miré el video pensé en que si soy exagerada con mis griticos de emoción, debo recordar honrar el silencio! Todos estamos que lloramos. Veo claramente, a pesar de la penumbra del cuarto, como la cabeza del bebé gira, instantes después sale todo su cuerpecito. Beltrán guía el camino y los dos le decimos a la nueva mamá: “Agarra a tu bebé” él agrega “recuéstate y llévala al pecho” y comienza unas cascada de bienvenidas, fotografías, besos, palabras de amor. Miro el reloj, son las 12:12 del mediodía. Papá, que había estado de frente todo el expulsivo se une a mamá para celebrar, como 15 min después, ella, aun con bebé en brazos sale de la piscina, la secamos y la recostamos encima de centro de cama y un pato de plástico para recolectar la placenta. Cuando justo se ha cumplido la media hora tras el parto ella siente de nuevo contracciones, como esta acostada requiere un poco de asistencia, Beltrán no es tanto lo que jala como es lo que sostiene, cuando sale la placenta y un coágulo grande pero dentro de la pérdida normal, ella respira aliviada dice que finalmente siente que lo ha logrado, que lo hizo, ya está listo, alivio total, no puede borrarse la sonrisa de la cara.

Mientras tanto, su bebé, que todo momento ha estado contacto piel a piel con ella, está sobre su pecho, salivando, estrenando sus pulmones, re-conociendo a mamá, buscando sustento, moviendo sus piernas; estimulando el retorno del útero a su tamaño original, Lucas Matías hace todos los movimientos, finalmente mamá se sienta e Isabella le ayuda a establecer ese primer agarre, mientras que yo ayudo a papá a quemar el cordón con la llama de una vela. Yo sabía que era un proceso pero no sabía que fuera tan largo, entre 15 y 20 min, el olor es un poco fuerte, como a pelo quemado, el cordón queda literalmente cauterizado (no deja herida abierta como deja el corte con tijeras) a los pocos instantes que se suelta el cordón (que por pura suerte registré el video, comencé a grabar y menos de 10 segundos después ocurrió la separación) Lucas se engancha a su teta y no la suelta. Papa emocionado dice “así es hijo agarre esa teta que ahora es suya”, “menos mal que estas claro en la vida” le digo yo J luego que Beltrán e Isabella se despiden realizamos la impresión de la placenta y el cordón y vestimos a Lucas, quien ya comienza a pasar meconio 🙂

 

Los dejos ya vestidos y acurrucados, felices, ella no puede creer que se le ha cumplido todo su plan de parto, todo ha salido bien. Al día siguiente regreso a compartir, revisar el agarre, conversar de la experiencia. Los dos están felices “me siento demasiado agradecida a la vida, me siento muy afortunada de todo” Ha tenido una maravillosa experiencia y lo sabe, yo agradezco el poder haber estado ahí para atestiguarlo, el tomarme el tiempo de registrarlo, agradezco la generosidad emocional de los padres al permitir compartirlo.

Lactancia Materna en El Nacional (09-05-13)

El pasado jueves 9 de mayo El Nacional, uno de los mayores diarios de Venezuela, publicó un especial de madres, entre los que destacamos su mención a la crianza respetuosa (en entrevista con nuestra amiga Berna Iskandar, conductora de Conoce Mi Mundo) y la dedicación de una página a la lactancia materna, para la que gustosamente dimos una entrevista. Agradecemos a Joanna Ruiz méndez y la felicitamos por su sensibilidad hacia este tema de salud pública y profundo afecto.

Puede leerse el artículo a continuación:

pV_11_print

Crea tu banco de leche casero con Lactivistas.org (charla gratuita en Caracas)

Como una forma de contribuir con la difusión de la Lactancia Materna y evitar el abandono de la práctica, volvemos a unirnos con el Club para Mamás Los Palos Grandes para compartir nuestra experiencia como papás/mamás y consejero/as en la logística y gestión de un banco de leche casero, este viernes 26 de octubre, de manera totalmente gratuita.

Sigue leyendo

colocacion al pecho…info de la Liga de Leche, España.

Extraido de http://www.laligadelaleche.es/lactancia_materna/colocacion.htm
Colocación al pecho

punto azul colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.

UNA BUENA COLOCACIÓN FACILITA: Pezones sanos,
Succión eficaz y Bebé satisfecho

punto azul colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.

uno colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España. Sostén al bebé “panza con panza“, de manera que no tenga que girar la cabeza para alcanzar el pezón. tripa tripa colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.
sostener pecho colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España. dos colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España. Sostén el pecho con el pulgar arriba y los dedos por debajo, muy por detrás de la areola. Espera hasta que el bebé abra la boca de par en par. Acerca el bebé al pecho.
tres colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España. Asegúrate de que el bebé toma el pezón y gran parte de la areola en la boca. Este bebé mama con la boca abierta y su nariz y mentón están pegados al pecho. Su labio inferior está vuelto hacia abajo. buena colocacion colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.

punto azul colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.
COLOCACIÓN INCORRECTA

mala colocacion colocacion al pecho...info de la Liga de Leche, España.Evita esta postura. Este bebé chupa sólo el pezón y mama con la boca poco abierta. Su nariz no roza el pecho.
Una colocación incorrecta contribuye a la aparición de problemas con la lactancia:
Pezones doloridos y agrietados
Pechos duros y doloridos
Producción de leche insuficiente

Twitrevista 50 ¨Mitos de la lactancia¨ con @LactaryCriar Miérc. 01 de julio 2012

Modo Mamá es un espacio de apoyo para madres, padres, educadores y demás relacionados en el proceso de crianza, a través de entrevistas a especialistas y conversaciones sobre temas de interés.

Vida Gaviria, madre de 3, es licenciada en Idiomas con componente docente, locutora, productora nacional independiente, curiosa de temas de crianza, relaciones, y psicología. Sigue leyendo

10 pasos para una lactancia exitosa…

    1. Amamanta pronto, cuanto antes, mejor. La mayoría de los bebés están dispuestos a mamar durante la primera hora después del parto, cuando el instinto de succión es muy intenso. Amamantar precozmente facilita la correcta colocación al pecho.

    1. Ofrece el pecho a menudo día y noche. Hazte a la idea de que pasarás mucho tiempo amamantando a tu bebé durante estas primeras semanas. Un recién nacido normalmente mama entre 8 y 12 veces en 24 horas. No mires el reloj y dale el pecho cada vez que busque o llore, sin esperar a que “le toque”. Así establecerás un buen suministro de leche.

    1. Asegúrate de que el bebé succiona eficazmente y en la postura correcta.

    1. Permite que el bebé mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que lo suelte. Después ofrécele el otro. Unas veces lo querrá, otras no. Así el bebé tomará la leche que se produce al final de la toma, rica en grasa y calorías, y se sentirá satisfecho.

    1. Cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre. Es importante respetar el equilibrio natural y dejar que el bebé marque las pautas, mamando a demanda. No es necesario sentir el pecho lleno; la leche se produce principalmente durante la toma gracias a la succión del bebé.

    1. Evita los biberones “de ayuda” y de suero glucosado. La leche artificial y el suero llenan al bebé y minan su interés por mamar, entonces el bebé succiona menos y la madre produce menos leche.

    1. Evita el chupete, al menos durante las primeras semanas, hasta que la lactancia esté bien establecida. Un recién nacido ha de aprender bien cómo mamar del pecho, y tetinas artificiales como el biberón o el chupete pueden dificultar este aprendizaje.

    1. Recuerda que un bebé también mama por razones diferentes al hambre, como por necesidad de succión o de consuelo. Ofrecerle el pecho es la forma más rápida de calmar a tu bebé.

    1. Cuídate. Necesitas encontrar momentos de descanso y centrar tu atención más en el bebé que en otras tareas. Solicita ayuda de los tuyos.

  1. Busca apoyo. Tu grupo local de La Liga de la Leche tiene la información y el apoyo que toda madre lactante necesita.

© La Liga de la Leche Internacional 2005 AFICHELACTANCIA 10 pasos para una lactancia exitosa...

LACTANCIA Y DESARROLLO DE LA INTELIGENCIA


Un estudio destaca las ventajas de la lactancia materna en el desarrollo mental del bebé. Las conclusiones de una tesis doctoral desarrollada en el Hospital Universitario Reina Sofía y la Facultad de Medicina de Córdoba ponen de manifiesto las ventajas que en niños de 18 meses, edad de los pequeños que han participado en el estudio, tiene el consumo de la leche materna frente a la leche artificial.
El jefe de sección de Pediatría del hospital cordobés, Ramón Cañete, quien ha sido director de la tesis ‘Influencia de la lactancia materna sobre el desarrollo mental y psicomotor del niño a los 18 meses de edad’, explicó que mientras el estudio demuestra que los pequeños que han recibido leche materna ‘son más inteligentes’, el desarrollo psicomotor no varía respecto a los bebés alimentados con leche artificial.

Cañete indicó que a pesar de los esfuerzos de la industria farmacéutica por intentar imitar las propiedades naturales de este producto ‘se puede llegar a imitar pero no a igualar porque se desconoce la composición exacta de la leche materna’.

Algunas de las conclusiones del trabajo se publicaron el pasado mes de febrero en la revista ‘Clinical Pediatrics’ y la tesis en su conjunto ha merecido el Premio de Nutrición José González Meneses Jiménez que concede la Sociedad de Pediatría de Andalucía Occidental y Extremadura anualmente. Este reconocimiento, dotado con 3.000 euros, se entregará el viernes 28 de noviembre en un acto que conmemorará el 25 aniversario de la concesión de este premio sanitario.

Concretamente, los niños que han recibido leche de su madre presentaron de 9 a 10 puntos más de inteligencia —según la escala Bayley, que valora el desarrollo mental y psicomotor-, por lo que Cañete insistió en la conveniencia de dar el pecho a los bebés porque ‘esta leche contiene algunos lípidos como el ácido araquidónico y decosahexaenoico que no están presentes en compuestos no naturales y actúan sobre el desarrollo neuronal’.

En el estudio, que ha sido la tesis doctoral de la médico generalista Manuela Gómez Sánchez y se ha prolongado durante cuatro años, han participado 249 niños de ámbitos rurales y urbanos, a quiénes se les ha seguido su evolución desde su nacimiento hasta los 18 meses de edad. En esta muestra infantil se valoró la inteligencia de los progenitores (medida a través del test de Lattell), la escala social de procedencia (según la escala de Graffar), la edad de la madre y el tipo de alimentación (natural o artificial).

Los profesionales recomiendan amamantar a los bebés hasta los cuatro o seis primeros meses de vida (además de completar con otros compuestos cuando el niño no queda saciado) y añadir alimentación complementaria a partir de este periodo.

Finalmente, Cañete explicó que dar el pecho al niño no sólo es beneficioso para éste sino también para la madre, quien en su estrecha relación con el lactante recibirá una “potenciación de sus efectos maternos”. También señaló que la lactancia materna ha sufrido el devenir de las modas y, según las épocas y las clases sociales, ha tenido connotaciones positivas unas veces y negativas otras.

Europa Press

http://www.holistika.net/parto_natural/lactancia_materna/lactancia_materna_y_desarrollo_de_la_inteligencia.asp

Lactancia Materna. JACK NEWMAN

Lactancia Materna- Un buen comienzo

La lactancia materna es la forma natural de alimentar a infantes y niños. La leche humana está específicamente producida para infantes humanos. Las fórmulas hechas de leche de vaca o soja (la mayoría de las fórmulas), son sólo superficialmente similaresa la leche humana, y la publicidad que expresa lo contrario es engañosa. No existen razones para que la lactancia no sea fácil y sin problemas para la mayoría de las madres. Un buen comienzo asegura que la lactancia sea una experiencia feliz tanto para la madre como para el bebé.

La gran mayoría de las madres están perfectamente capacitadas para amamantar a sus bebés exclusivamente durante cuatro a seis meses. De hecho, muchas madres producen más leche que la suficiente. Desafortunadamente, las rutinas hospitalarias desactualizadas basadas en la nutrición artificial predominan todavía en muchas instituciones materno-infantiles y hacen la lactancia dificultosa, aún hasta imposible, para algunas madres y bebés. Para facilitar la lactancia es crucial lograr un buen comienzo desde los primeros días. Sin embargo, aún con comienzos dificultosos muchas madres y sus bebés, con práctica, tienen éxito.

El secreto de la lactancia está en acomodar la boca del bebé correctamente en el pezón. Un bebé que se prende bien al pezón, obtiene leche sin problemas. Un bebé que se prende mal, tiene dificultades para obtener la leche, especialmente si el suministro es bajo. Una prendida defectuosa es como darle al bebé un biberón con la tetina con un agujero muy pequeño. El biberón está lleno de leche, pero el bebé no obtendrá mucho. Cuando el bebé no está bien colocado al pecho, puede causarle dolor en el pezón a la madre. Y si el bebé no obtiene suficiente leche, permanecerá generalmente en el pecho por períodos largos, agravando así el dolor. Desafortunadamente, cualquiera puede decir que el bebé está mamando bien, aunque no lo esté. Mucha gente debería saber mejor, pero no saben lo que significa mamar bien. A continuación le sugerimos maneras de facilitar la lactancia:

1. Poner el bebé al pecho inmediatamente después del nacimiento.

La gran mayoría de los recién nacidos pueden prenderse al pecho pocos minutos después del nacimiento. Tanto es así, que la investigación demuestra que dada la oportunidad, bebés de sólo minutos de vida van desde el abdomen de la madre hasta el pecho y comienzan a mamar por sí mismos. Este proceso puede tomar una hora o más, sin embargo, se debe dar este tiempo a la madre y al bebé para que comiencen a conocerse. Los bebés que “se prenden al pecho por sí mismos” presentan menos problemas de lactancia. Este proceso no requiere ningún esfuerzo de parte de la madre y la excusa de que la madre está cansada por el esfuerzo del parto no es suficiente excusa. Además, los estudios demuestran que el contacto piel con piel entre la madre y el bebé, mantiene al bebé a igual temperatura que una incubadora.

2. La madre y el bebé deben estar en la misma habitación.

No hay absolutamente ninguna razón para separar a las madres de sus bebés cuando ambos están sanos, ni siquiera por períodos cortos. Las instituciones de salud que tienen la rutina de separar a las madres de sus bebés después del nacimiento están totalmente desactualizadas, y las razones para la separación demuestra a los padres quién tiene el control (el hospital) y quién no (los padres). A veces se dan razones falsas para la separación. Como por ejemplo que el bebé haya eliminado meconio antes de nacer. El bebé que eliminó meconio y está bien unos minutos después de nacer va a seguir estandor bien y no necesita ser puesto en una incubadora por varias horas para “observación”.

No hay evidencia de que las madres a las que se las separa de su hijo estén más descansadas. Por el contrario, están más descansadas y con menos estrés cuando están con sus bebés. Las madres y sus bebés aprenden a dormir al mismo ritmo. Por lo tanto, cuando el bebé despierta para alimentarse, la madre también despierta naturalmente. Esto no le causa a la madre tanto cansancio como el que la despiertean de un sueño profundo para alimentar a su bebé que está en otra habitación.

El bebé muestra que está listo para alimentarse mucho antes de empezar a llorar. Por ejemplo, cambia su ritmo respiratorio o comienza a desperezarse. La madre, que duerme en forma ligera, se despierta y su leche comienza a fluir, el bebé tranquilo, comienza a alimentarse. El bebé que ha estado llorando antes de ponerlo al pecho puede rehusarse a agarrarlo aún cuando tenga muchao hambre. Se debe alentar a las madres y sus hijos a dormir lado a lado mientras están en el hospital. Esta es la mejor forma para que las madres descansen y los bebés se alimenten. La lactancia debe ser un proceso relajante y no extenuante.

3. No se le debe dar tetinas al bebé.

Existe controversia sobre la existencia de la “confusión tetina-pezón”. El bebé va a adoptar siempre el método que le ofrezca mayor flujo y rechazará otros con flujo menor. Por lo tanto, si en los primeros días, cuando la madre produce poquita leche (como es natural) se le da al bebé un biberón (¿es natural?) que le proporciona un flujo rápido, no es necesario ser sabio para saber cuál va a preferir. Sin embargo, muchos profesionales de la salud, que se supone que la están ayudando, parecen no saber cómo tratar este tema. La confusión tetina-pezón no sólo incluye el hecho de que el bebé rechaza el pecho, sino también el no agarrarse correctamente y no recibir la leche necesaria, además del dolor en los pezones de la madre.

El hecho de que el bebé tome “los dos” (pecho y biberón) no significa que el biberón no sea una influencia negativa. Si tenemos alternativas cuando el bebé necesita un suplemento, ¿por qué usar el biberón? (Uso del suplementador o relactador, Alimentación con la ayuda de la sonda y del dedo)

4. No hay restricción sobre duración o frecuencia de la alimentación.

Un bebé que se alimenta bien no va a estar en el pecho durante horas. Pero si lo hace, normalmente es porque no está bien colocado y no succiona la leche que está disponible. Busque ayuda para corregir la lactancia posición y prendida de su bebé, use el método de compresión para que el bebé reciba más leche. (Compresión del pecho). Esto es lo que la ayudará, no el chupete, no el biberón, no llevar el niño a la nursery.

5. Raramente se necesitan suplementos de agua, agua azucarada o fórmula.

La mayoría de los suplementos se podrían suprimir si se logra que el bebé se agarre bien al pecho y succione la leche disponible. Si le dicen que necesita suplemento sin que la observen amamantar, busque ayuda entre quienes sepan qué hacer. Son muy pocas las razones para prescribir suplementación, normalmente los suplementos son sugeridos para conveniencia del personal del hospital. Si se requiere suplemento deberá darse con la sonda de lactancia, al pecho (Uso del suplementador o relactador), no en taza, alimentación con dedo, jeringa, ni biberón. El mejor suplemento es su propio calostro. Se lo puede mezclar con agua azucarada, si usted no puede extraer mucho al principio. Raramente se necesitan fórmulas en los primeros días.

6. Colocar al bebé correctamente al pecho es esencial para el éxito.

Esta es la clave de una lactancia exitosa. Desafortunadamente, muchas madres tienen una “ayuda” inadecuada, de quienes no entienden cómo es la lactancia correcta. Si le dicen que su bebé de dos días está mamando bien a pesar de que tiene dolor en los pezones, dude, y recurra a alguien que sepa.

Antes de dejar el hospital usted debería saber que su bebé se está amamantando de forma correcta, que su bebé está recibiendo la leche, y que usted sabe cómo su bebé obtiene la leche. (patrón de succión tipo abre-pausa-cierra y repite). Si usted y su bebé dejan el hospital sin saber esto, busque ayuda con un experto en lactancia materna lo antes posible.

7. Las muestras gratis de fórmula y los folletos de los fabricantes de fórmula no son obsequios.

Sólo hay un objetivo para estos “obsequios” y es que usted utilice la fórmula. Es una comercialización muy efectiva pero poco ética. Si un profesional de la salud le da alguna muestra, usted debería preguntarse sobre su conocimiento sobre la lactancia y su compromiso hacia ella. “¡Pero necesito fórmula porque el bebé no se satisface!”. Puede ser, pero es más factible que lo que suceda es que no le hayan dado la ayuda apropiada y que el bebé simplemente no obtenga la leche que usted tiene. Incluso si usted necesitara fórmula, nadie debería sugerirle una marca en particular ni darle muestras gratis. Consiga buena ayuda . Las muestras de fórmula no son ayuda.

En ciertas circunstancias, es imposible comenzar la lactancia en forma temprana. Sin embargo, la mayoría de las razones médicas (medicación materna, por ej.) no son razones valederas para detener o retrasar la lactancia, y usted está siendo mal informada. Consiga buena ayuda. Los bebés prematuros pueden comenzar a lactar mucho, mucho antes de lo que realmente lo hacen en muchos centros de salud. De hecho, hay estudios que ahora son casi definitivos, que demuestran que es más fácil para un bebé prematuro mamar del pecho que tomar el biberón. Desafortunadamente, muchos profesionales de la salud que tratan bebés prematuros parecieran no estar al tanto de esto.

¿Preguntas? (02944) 428127, 520128, 520935, lactancia@bariloche.com.ar

Documento # 1 Lactancia – un buen comienzo. Revisado en Enero 2000

Escrito por Jack Newman, MD, FRCPC

Traducido por Sandra D’Angelo

Traducción revisada por el Grupo de Apoyo a la Lactancia Materna de Bariloche

LACTANCIA Y ANTICONCEPCION…

Lactancia y anticoncepción

 

Son numerosos los métodos anticonceptivos compatibles con la lactancia materna. De hecho, la lactancia en sí funciona como método natural de control de la natalidad durante algún tiempo y mientras se den determinadas circunstancias.

Método de la lactancia y la amenorrea (MELA)

Esto se debe a que los niveles altos de prolactina impiden un nuevo embarazo por ser esta hormona antagonista de las que hacen ovular a la mujer. Es el llamado Método MELA. Para que funcione, deben cumplirse las siguientes condiciones:

  • El bebé debe tener menos de 6 meses.
  • La madre debe seguir en amenorrea (sin regla).
  • La lactancia materna debe ser a demanda y exclusiva (el bebé no toma nada más que pecho, ni agua, ni infusiones), y no ocurre a menudo que esté más de 6 horas sin mamar por la noche, ni más de cuatro horas sin hacerlo de día, y preferiblemente no usa chupete.

Si se cumplen estas condiciones, la posibilidad de embarazo es cero durante las primeras doce semanas post-parto, y de entre el 1-2% durante el segundo trimestre de vida del bebé, según los estudios efectuados al respecto.

La mayoría de mujeres lactantes que cumplen los requisitos del Mela no tienen la primera regla antes de los 6 meses posparto, y algunas mantienen la amenorrea hasta pasado el segundo cumpleaños del niño.

De hecho, hasta 14 días antes de la primera regla no se ovula por primera vez y no hay posibilidad de embarazo. Pero claro, no sabemos que hemos ovulado de nuevo hasta que volvemos a tener la regla…

Pasados los primeros seis meses de vida del bebé, si la madre sigue sin regla, la seguridad contraceptiva del MELA desciende paulatinamente. En los países en vías de desarrollo en los que la lactancia materna funciona como el único método anticonceptivo posible, los nacimientos se distancian de manera espontánea dos o tres años.

En todo caso, el método anticonceptivo de elección dependerá de la situación de la pareja y la voluntad de no volver a tener otro hijo. Hay parejas que no se lo pueden ni plantear, mientras que otras no buscan un nuevo embarazo pero si viene lo aceptan.

Métodos hormonales

Existen varios métodos anticonceptivos hormonales compatibles con la lactancia. Podemos usar la progesterona en sus diferentes formas:

  • Inyección trimestral.
  • Pastillas anticonceptivas de progestágenos
  • Implantes subdérmicos
  • La pastilla del día después.

La progesterona no reduce la producción de leche. Es importante que la recete una matrona o un ginecólogo  después de confirmar que la madre no tiene ninguna contraindicación para tratamiento hormonal.

Las pastillas anticonceptivas hormonales combinadas que contienen estrógenos bajan la producción de leche de modo desigual según las mujeres. Los expertos sostienen que si el niño es mayorcito y come otras cosas no pasa nada, pero algunas mujeres prefieren no arriesgarse a perder producción.

Métodos de barrera

Preservativo

El método de barrera más usado es el preservativo, y presenta una seguridad del 100% si se usa correctamente. Todos los fallos vienen provocados por un uso inadecuado del mismo.

Diafragma

El diafragma es un método muy poco usado en España. Requiere tomar medidas en la consulta ginecológica para encargarlo, aprender a usarlo correctamente y, para que sea más eficaz, se recomendaba usarlo junto con una crema espermicida, pero estas cremas actualmente han dejado de fabricarse.

Dispositivo Intrauterino:

El DIU se coloca en la consulta ginecológica, preferiblemente no antes de que hayan transcurrido tres meses desde el parto, porque la matriz está todavía muy aumentada de tamaño y la posibilidad de expulsarlo es mayor. La mayoría de los DIU que se comercializan actualmente tienen una duración de 5 años y su índice de fallos oscila entre el 1 y el 2%.

El DIU funciona creando un ambiente adverso a los espermatozoides y a la posible implantación de un óvulo fecundado, ya que provoca una reacción inflamatoria a cualquier cuerpo extraño. A algunas mujeres les causa reglas más largas y dolorosas.

Métodos definitivos

La ligadura de trompas y la vasectomía deben considerarse métodos definitivos sin posibilidad de vuelta atrás, pues intentar repermeabilizar las trompas o el conducto deferente del testículo tiene una posibilidad de éxito muy baja, además de ser muy cara. Se trata, pues, de una decisión que conviene sopesar con tranquilidad.

La ligadura de trompas requiere ingreso hospitalario, anestesia general y se realiza por laparoscopia. La vasectomía se hace con anestesia local y no requiere ingreso. Su efecto no es inmediato. Puede haber espermatozoides en las 25 eyaculaciones posteriores. Se recomienda practicar un espermiograma antes de iniciar las relaciones sexuales sin métodos anticonceptivos.

Métodos naturales

Hablamos ahora de los métodos que se basan en detectar la ovulación con el objetivo de mantener relaciones sexuales con penetración en los días no fértiles y abstenerse o practicar el sexo sin penetración en los días fértiles.

El método sintotérmico es el más seguro de los naturales porque combina tres métodos:

  • La temperatura basal.
  • El método Billings, basado en la observación del moco cervical.
  • La autopalpación del cuello cervical.

Para usarlo es preciso disponer de una tabla e ir registrando en ella las diferentes observaciones. Puede ser útil tanto para buscar embarazos como para evitarlos, o simplemente para conocer mejor cómo funciona el propio cuerpo.

Temperatura basal:

La temperatura basal se toma cada día del ciclo, considerando como primer día del mismo el primero de la menstruación. Se toma antes de levantarse de la cama, por la mañana, después del período más largo de sueño. En la postovulación inmediata se verá reflejado un ascenso de temperatura que se mantendrá durante 14 días, hasta que venga la siguiente regla. Es decir, que nos informa de cuándo hemos ovulado justo después de ovular.

Billings:

El flujo o moco cervical que podemos ver en nuestra ropa interior cambia a lo largo del ciclo del siguiente modo:

Al terminar la regla hay sequedad y flujo escaso; cuando éste surge es blanco y espeso y, poco a poco, a medida que se acerca el día de la ovulación, el flujo se vuelve más transparente y líquido. Cuando estamos a punto de ovular aparece el moco cervical fértil, que es muy característico y parecido a una clara de huevo: transparente, filante y elástico (si lo estiras con los dedos no se rompe).

Visto al microscopio, este moco representa como una autopista fácil para los espermatozoides, mientras que el moco no fértil representa una maraña infranqueable.

Este moco fértil dura 72 horas, y es durante las últimas 24 que se produce la ovulación. Una vez que el óvulo ya no es fecundable, el flujo se va espesando poco a poco, se vuelve menos transparente y pierde su elasticidad hasta que la regla viene de nuevo dos semanas después de ovular.

Autopalpación del cérvix:

La técnica de la autopalpación del cuello de la matriz consiste en aprender a palpar y valorar las modificaciones del mismo a lo largo del ciclo.

Para ello, la mujer introduce dos dedos profundamente en la vagina cada noche a lo largo del ciclo para comprobar que:

Al comienzo del ciclo el cuello está bajo, cerrado y duro al tacto.

Cuando la ovulación está cercana, el cuello sube, se entreabre y está algo más blando.

En plena ovulación, el cuello está muy alto (cuesta llegar con los dedos), abierto y blando como un labio bucal.

Después de la ovulación, el cuello vuelve a descender rápidamente, se cierra y se vuelve duro al tacto de nuevo.

Además, pueden observarse cambios de eje en la colocación del cuello del útero respecto a la vagina.

Tras palpar el cérvix y al retirar los dedos, quedarán en ellos restos de moco cervical. Se puede aprovechar este momento para valorar su color, elasticidad y filancia.

Como se combinan los tres métodos:

El método Billings, junto con la palpación cervical, nos dice con una fiabilidad muy alta cuándo estamos a punto de ovular y cuándo estamos ovulando  para no mantener relaciones sexuales con penetración en esos días, mientras que la temperatura basal nos confirma cuándo hemos ovulado, de modo que nos permite practicar sexo seguro durante el resto del ciclo.

La recomendación más natural sería practicar el método MELA durante los primeros 6 meses de lactancia y usar después el método sintotérmico para detectar una posible ovulación, aunque es más fácil usarlo a partir del momento en que aparece la primera regla.

 

Para más información sobre este método consultar:

www.planificacionfamiliarnatural.es

SOBRE ESTA NOTA: http://www.albalactanciamaterna.org/index.php?id=90

lactancia y VIH

lactancia21 150x100 lactancia y VIHLactancia y VIH

(Breastfeeding and HIV)

4 de Julio del 2001

La Liga de la Leche Internacional reconoce que poder tomar decisiones informadas en cuanto a la alimentación infantil a la luz de la transmisión del VIH presenta un reto difícil a escala mundial. Se insta a los padres y al personal de salud a que consideren las ventajas comprobadas, tanto físicas como emocionales de la lactancia materna para el niño así como para la madre, contra los riesgos comprobados de los sucedáneos de la leche materna y nuestro conocimiento incompleto en cuanto al riesgo de transmisión del VIH a través de la lactancia materna. Sabemos que los niños que reciben sucedáneos tienen mayor índice de enfermedades infantiles y mayor mortalidad causadas por enfermedades infecciosas, con tasas muy altas en ciertas partes del mundo. La Liga de la Leche Internacional reta a la comunidad científica a que lleve a cabo las investigaciones necesarias para definir el papel de la lactancia y leche materna en la transmisión del VIH y la protección infantil.

Como regla general, para las mujeres que saben que son portadoras del VIH y donde las tasas de mortalidad infantil son altas, la lactancia exclusiva puede tener como resultado un menor numero de muertes infantiles que el ofrecer sucedáneos y sigue siendo la recomendación preferida. La lactancia materna en lugares donde las tasas de mortalidad son menores puede presentar riesgo de transmisión del VIH cuando las madres son VIH positivas, sin embargo, no existe evidencia publicada que demuestre claramente que los sucedáneos resulten en más baja morbilidad y mortalidad infantil.

No debemos olvidar el costo social del abandono de la lactancia. Cuando una mujer ofrece sucedáneos en una cultura donde la lactancia es la norma, su comunidad puede sospechar que es portadora del VIH. Esta mujer se expone a ser abandonada, rechazada y maltratada. En la mayoría del mundo, las mujeres desconocen si son portadoras del VIH, por tanto, el apoyo de la lactancia materna exclusiva es necesario y lo más apropiado.

El pensamiento científico actual acepta el riesgo de transmisión vertical por medio de la lactancia materna en general Sin embargo, aun no se han realizado investigaciones que definan plenamente el papel de los patrones de lactancia (en particular, la lactancia exclusiva y el manejo óptimo de la lactancia) y su relación con la salud materno-infantil respecto a la transmisión del VIH.

La Liga de la Leche Internacional en este momento no hace ninguna recomendación en cuanto a la lactancia materna para las madres portadoras del VIH debido al carácter no conclusivo de las investigaciones y sus múltiples interpretaciones.

El Centro para la Información de la Lactancia Materna (Center for Breastfeeding Information – CBI) de la Liga de la Leche Internacional se compromete a recolectar y diseminar los estudios publicados más recientes en cuanto al VIH y la leche materna para poder facilitar el proceso de decisiones. Los interesados pueden ponerse en contacto con el Centro en el teléfono (847) 519-7730 (email: cbi@llli.org; URL: www.lalecheleague.org/cbi/CBI.html ) para recibir más información.

La Liga de la Leche Internacional fue fundada en 1956 y cada mes alcanza a más de 200,000 mujeres en 66 países con información y apoyo madre a madre. LLLI es reconocida como la mayor autoridad mundial en Lactancia Materna. Aquellas personas que buscan apoyo o información pueden llamar a su grupo local o al teléfono 1-800-LA-LECHE o escribir a 957 N. Plum Grove Road, Schaumburg, IL 60173-5194, USA o visitar nuestro portal electrónico: www.lalecheleague.org.

Última modificación 17 de decembre 2007 por kts.

¿Qué es lo mejor que puedes darle a tu hijo?

familia 150x150 ¿Qué es lo mejor que puedes darle a tu hijo?

Imagen tomada de http://holmantovar. blogspot.com/2009/11/ importancia-de-la-familia.html

Hace unos tres años, conocí a un hombre que estaba contento de haber comprado a su bebé, al que le faltaba muy poco por nacer, una cuna que costaba el equivalente a tres meses de sueldo mínimo. Cuando el bebé tenía apenas dos meses de nacido, él andaba desesperado porque no tenía dinero para comprar la leche de fórmula que el bebé tomaba. Recuerdo haberle dicho que si hubiese ahorrado la plata que usó para comprar la cuna, quizá tuviese hoy con qué darle de comer a su hijo. Este hombre se molestó y me dijo que yo no podía opinar porque no tenía hijos y que ya me vería querer darles lo mejor cuando los tuviese, entonces le salí con una de mis peores imprudencias: “¡entonces que coma cuna!”. Imagínense el desastre que causé.

Hoy tengo una hija y pienso que este hombre tenía razón en una cosa: quiero darle lo mejor a mi hija.

Como dije en un post anterior, esta etapa de maternidad me ha traído un pack completo de aprendizaje constante, parte de él viene del compartir con otras mamás, principalmente con mis tres hermanas, y otra parte del ensayo y error. Casi todas las cosas que he aprendido hasta la fecha, han estado relacionadas con el rompimiento de paradigmas preestablecidos de crianza.

Una de las cosas que me ha tocado aprender, y de las que más me ha impresionado, es que los padres y madres tienen distintos conceptos acerca de lo que consideran que es mejor para sus hijos. El asunto es, que por muy ilógicos y descabellados que me parezcan, debo aceptarlos como correctos. Cada quien toma sus decisiones basadas en variadísimos aspectos influyentes: experiencias previas, entorno social y cultural, ideales propios, entre otros.

En mi caso personal, y puede también que yo esté equivocada, he decidido que lo mejor que puedo darle a mi hija es una intensa educación emocional y espiritual por encima de lo material porque considero que en esta vida nada físico es realmente estable y duradero, por lo que la satisfacción que se obtenga de ellos es temporal (sí, no debo decir nada cuando un padre prefiere lo material).

Me he investigado muchas formas de hacerlo y he escogido las siguientes formas:

-       Llevando la lactancia materna a término (hasta que MI decida destetarse sola)

-      Porteando a mi hija de forma natural, con un canguro de tela, que permite que esté en contacto conmigo siempre y que se adapte a nuestra anatomía.

-       Por medio del contacto físico constante: cargando, acunando, con amapuchos y abrazos, mirando a los ojos.

-       Colechando (durmiendo) con mi pequeñita.

-       Mejorando mi calidad de trato al establecer mis relaciones interpersonales.

-       Conociendo mi cuerpo y dejando que ella conozca el suyo.

-       Bajando a su nivel, colocándome en sus zapatos, escuchando y tratando de entenderlo su llanto, validando sus sentimientos.

-       Atendiendo sus necesidades en el acto, en el entendido de que un bebé no tiene la capacidad de manipular a sus padres y que todas sus necesidades son básicas.

-       Viendo el mundo desde su óptica de niña exploradora.

-       Reaprendiendo a explorar la vida.

-       Respetando sus procesos y etapas.

-       Perdonando y cerrando viejas heridas.

-       Practicando principios de amor, tolerancia, respeto, paz, y así un día servir de ejemplo para MI.

Haciendo todas estas cosas, se me ha ido abriendo (a veces cerrando también, cuando tengo retrocesos) una nueva visión de la vida, he ido despertando poco a poco a una nueva manera de percibir las cosas. Confieso que estoy lejos de lograrlo todo y que el proceso se me ha tornado difícil, pero me siento bien orientada y eso es lo importante:

Que el instinto me indique el camino.

De cómo me fue en el 1er taller de blogs para lactivistas

Imagen0863 150x150 De cómo me fue en el 1er taller de blogs para lactivistas

La primera que recibió un tarrayazo

Después una larga noche en carretera de camino a Caracas con Mariana, mi fiel compañera, en brazos, llegamos demasiado temprano y no había nadie en el sótano dos. Una sala penumbrosa y varias computadoras fue lo que encontramos.

Pensé que todo el mundo había llegado tarde, incluso la organizadora, quien nos había hecho énfasis en la puntualidad. Mandé mensajes medio acuchillantes, reclamé al portero (el tipo ese que está sentado frente a un televisor en las puertas de los edificios y que siempre paga los platos rotos de las faltas de los demás) y me senté afuera a esperar.

Poco a poco fueron llegando las madres, el padre, casi todos con sus bebés, excepto un par de doctoras, una pediatra y una odontóloga infantil o puericultora (ni sabía que había odontólogos para bebés sin dientes, jijijiji)

Pronto iniciamos las conversaciones típicas de los padres: peso, medidas, acrobacias, adelantos, apuros, enfermedades, remedios y demás. Estos padres rara vez caían en la comparación, todos con la teta, todos con el apego, todos con lo natural y en modo humanista y positivo de crianza.

En medio de la animada conversación, llegó un catire flaquito con una pinta de rockero, pero de los duros, de los heavy metal o matagatos y nos saludó con un marcadísimo acento caraqueño del este del este. Resultaba que no era una organizadora, sino un organizador. ¡Oh, sorpresa! Este tipo con franela negra, pantalón negro y botas ranger nos iba a hablar de cómo llevar un blog de lactivista.

Luego de solucionar un asunto con la gente del edificio, bajamos al sótano dos y nuevamente una sorpresa: el tipo que parecía ser seguidor de Black Sabbath traía en una bolsa un montón de piezas para armar un piso de goma o foami de colores bien vivos para los bebés asistentes y un montón de jugueticos que, explicó mientras diligentemente armaba el escenario infantil, eran de su hija de cuatro años. ¡Oh, sorpresa, este tipo era además un papá dedicado!

Tan difícil que es ver a un papá dedicado, pero más raro es aún toparse con un hombre que parece conocer la discografía completa de Led Zeppelin nada más por la pinta y además sea un padre comprometido con su papel en la familia.

Sentado cada quién en su lugar, niños en el piso y adultos frente a una computadora, el papá rockero inició la actividad: rueda de presentaciones, testimonios y motivos para estar allí y, finalmente, entramos en materia.

Mariana jugó mucho, socializó bien y repartió tarrayazos a diestra y siniestra. Nadie dijo nada. Me senté en el suelo junto a ella y nadie se quejó, nadie me miró mal. Me parecía delicioso estar por primera vez entre personas que no fuesen familiares directos y que entendiesen que para mí es más importante mi hija y mi papel como madre que cualquier cosa. A todos les parecía normal que atendiese primero a Mariana que a la clase.

Aprendí mucho más de lo que fui a aprender primordialmente. Por primera vez no me sentí un bicho raro porque estaba entre bichos de mi propia especie. Todos estaban de acuerdo con la lactancia a término (como llama Louma a la lactancia prolongada en su blog (http://www.amormaternal.com), con el apego y los amapuchos, con la crianza positiva y respetuosa, con el porteo natural, con una dieta libre o baja en químicos y libre totalmente de chucherías, entre otras de mis decisiones en mi corta carrera como madre.

Siento que hice amigos.

Pasé un par de semanas pensando cómo comenzar, cómo arreglar el blog, así sí, así no, esa foto no, cambia el fondo, las letras no me cuadran, entre otras nimiedades, pero hoy por fin, me animo a soltar mi primera entrada.

Como todos los espacios que he logrado personalizar (mi casa, mi cuarto, la librería en la que trabajé) este será un refugio para descansar, un lugar donde nos abrazaremos y nos apoyaremos para continuar haciendo eso que nos gusta y en lo que creemos: la humanización del sistema de nacimiento y crianza.

¡Sean todos bienvenidos!

Parir y amamantar experiencia espiritual

En mi entrada anterior http://claudia.lactivistas.org/2012/04/24/el-dia-que-llegue-nuestro-bebe-oracion-para-dar-a-luz/ me atreví a compartir lo que sentí estando embarazada de mi primera hija y cuando me toco verbalizar lo vivido con el nacimiento de mi segundo hijo escribí: “ Sin anestesia y con la fuerza y el amor de Dios, nació este hermoso bebe. Recuerdo que, una vez que nació, dije en alta voz: Cielo Santo, Cielo Santo porque volvimos a vivir el milagro de la vida a plenitud, la voluntad de Dios obrando, su amor hecho carne”      http://claudia.lactivistas.org/2011/08/17/celebrando-un-ano-de-vida/

Ahora quiero compartir una referencia textual que me permitió comprender lo que sentí y viví y lo que tal vez, algunas otras madres también han experimentado.

La cita a la que me refiero es de una autora llamada Inés Ordoñez de Lamus. Esta autora además de ser madre de ocho hijos y abuela, es catequista y profesora de Ciencias Religiosas. En su libro titulado “Acompañamiento Espiritual. Hacia la plenitud del amor”, la autora expresa con palabras que me sorprendieron, la relación que existe entre el acto de parir y amamantar y la dimensión espiritual que ésto conlleva, dice así:

Durante el embarazo y el parto, las mujeres somos protagonistas y espectadoras. Sujetos activos y pasivos de un acontecimiento que nos supera totalmente y, que sin embargo, somos capaces de contenerlo sin morirnos. Nos desgarramos, asumimos el riesgo de morir dando vida y sin embargo, encontramos en la maternidad el corazón y la esencia de nuestro ser mujeres. Sabemos de crisis y de límites, de dolores y de gozos, sabemos esperar y pujar. Aprendemos a través de esta experiencia, el arte de acompañar la vida que se gesta en el corazón de los otros, y nos hacemos “parteras”, expertas en dar luz a Cristo en los acontecimientos de la vida cotidiana.

\"parto

Diosa Azteca Tlazoltéotl

El gestar, el parir nos descubre también la sacralidad de nuestro cuerpo como sacramento del cuerpo de Cristo, que nos gesta y nos da a la luz como hijos de Dios; el amamantar nos revela de una manera tan próxima el misterio de la Eucaristía y de Cristo que entrega su cuerpo como comida para que crezcamos de Él. Es una experiencia extremadamente fuerte alimentar a nuestro hijo y ver cómo crece siendo nosotras su único alimento; ser succionadas y comidas para alimentar a otro” (pág. 114).

 

Así mismo encuentro eco en el testimonio expresado en el prestigioso Blog El Parto es Nuestro http://blogelpartoesnuestro.com/2012/01/01/la-dimension-espiritual-del-parto/  cuando dice: “…Y es que el parto es un profundo viaje interior, una experiencia que roza lo místico, seamos o no religiosas. Conocer esta dimensión espiritual del parto parece importante para que cada mujer pueda vivir su parto de la mejor manera. Conocer todo lo que conlleva el parto permite salir siempre reforzada del mismo, independientemente de cuál sea el resultado final”.

Y tu, mujer, hecha madre, sin importar cuales son tus creencia religiosas, haz experimentado la relación que existe entre espiritualidad y el acto de parir y amamantar?

Vuelta al trabajo el malestar que sienten la madres, malestar de la cultura

Una amiga me cuenta que ha llorado hasta sentir que se seca porque le toca incorporarse al trabajo luego del nacimiento de su bebe, que desconsuelo. En Venezuela, la gente de la cooperativa Lactarte lidera una iniciativa que titulan “X más posnatal” http://pormaspostnatal.blogspot.com/ para tratar de alargarlo, por lo menos, hasta los 6 meses, ya que hasta el momento sólo es de 12 semanas. En España también se están moviendo mujeres y hombre tras la consigna “Conciliación Ya” http://www.conciliacionrealya.org/ y recientemente en Chile han aprobado una ley que extiende el permiso posnatal en éste país http://www.crececontigo.gob.cl/2011/novedades/comienza-a-regir-postnatal-de-seis-meses/ . Todos estos acontecimientos están ocurriendo casi de forma simultánea, lo que me ha llevado a leer muchas historias de vida, testimonios de diversas familias alrededor del planeta sobre este tema

Nuestra historia                                                                                                       Me ha tocado lidiar con esta circunstancia en dos oportunidades en mi vida, ambas las enfoque como un asunto personal, o familiar, como si esto solo nos tocara a nosotros en casa, buscamos resolver la situación como un asunto privado, aplicamos ingenio, afinamos el instinto, sacamos las cuentas, juntamos solidaridad entre los más cercanos, tratando que fuera lo más favorablemente posible. Hoy me doy cuenta que la extensión del posnatal va más allá de mi persona, mi maternidad es un asunto social y político que se vincula con vida digna y mejor aún con la concepción indígena del buen vivir.

Desde este enfoque quiero compartir nuestra historia familiar de conciliación que es una más en el concierto de voces que reclaman la justa extensión del periodo posnatal y la lactancia materna exclusiva.

Nuestra primera hija, Alicia, nació en el 2005, para ese entonces, mi esposo y yo, trabajábamos en una organización de derechos humanos. Una de las primeras medidas que tomamos fue acumular el mayor tiempo posible a las 12 semanas de permiso post-natal que reconoce la ley, para ello sume vacaciones y, al igual que muchas mujeres en Venezuela, renuncié al período prenatal sabiendo las posibles consecuencias que esto podría acarrear:

Estudios científicos revelan que la ansiedad que sienten las embarazadas por diversas situaciones entre las que se encuentran las responsabilidades y cargas laborales, producen un aumento de la hormona del estrés CORTISOL que puede penetrar la placenta. Esto no parece muy importante si sucede de vez en cuando, sin embargo, si la embarazada siente ansiedad de manera recurrente, los niveles aumentados de cortizol pueden producir efectos en el desarrollo del cerebro de su bebéhttp://pormaspostnatal.blogspot.com/2011/09/con-un-postnatal-de-solo-12-semanas-no.html

Logramos acumular 4 meses, para ese entonces, parecía todo un éxito. Desde que Alicia nació fue alimentada y amada con lactancia exclusiva, a libre demanda y nos fue muy bien. Cuando llegó el día de incorporarme, continuaba la lactancia exclusiva, así que me presenté en el trabajo con mi beba en brazos, fuimos recibidas con mucho cariño y cuando me preguntaban qué íbamos hacer, simplemente me encogía de hombros, entonces una compañera de trabajo comentó: si yo tuviera un hijo me lo llevaría al trabajo, lo pondría en el porta bebe aunque sea debajo de un escritorio.

Fue eso lo que hice, simplemente no podía separarme de la bebe, no quería, no podía pensar en otra opción y sin pedir permiso “formal” fui día tras día a la oficina con mi bebe. A los pocos días lleve coche y corral y entre timbres de puertas, de teléfono y reuniones de trabajo mi beba creció durante dos meses.

Toma Julio 2006 001 225x300 Vuelta al trabajo el malestar que sienten la madres, malestar de la cultura

Fue lo mejor que pude hacer para aquel entonces, sin embargo, esos dos meses, no fueron fáciles, ni para mi, ni para la bebe, yo estaba repartida, más bien dividida y sentía que en ninguno de mi roles daba lo que se necesitaba dar. Luego de dos meses vinieron las vacaciones colectivas de diciembre y gané unos días más, pero había que tomar una decisión, en el fondo nadie me presionaba, excepto la realidad misma.

Mi mamá se estaba recuperando de un Accidente Cerebro Cardiovascular que le había dado hacía pocos meses, mi madre también requería atención y así fue que surgió la idea, debíamos contratar a alguien que acompañará y atendiera a ambas. Así lo hicimos y resulto muy beneficioso para la recuperación de mi mamá que su primera y única nieta, estuviera bajo sus cuidados y mimos.

Para ese entonces ya no estaba bajo régimen de lactancia exclusiva y ya no había más razones de fuerza mayor, así que: al trabajo, día tras día, mi hija pasaba horas en la silla del carro mientras íbamos y veníamos en el tráfico y caos citadino.

Durante ese tiempo mi hija “aprendió” a ver mucha televisión como una estrategia para distraerla de la separación, podía no estar de acuerdo pero éstas eran las condiciones, también lloró mucho, unos días más otros días menos y cuando por fin nos encontrábamos pasaba horas en la silla de carro, enfrascadas en el trafico, hasta llegar a casa directo a comer y bañarse para dormir y empezar, todo de nuevo, al día siguiente.

Luego de esta etapa, cuando ya tenía año y medio, mi hija, fue a la guardería, la mejor que pudimos conseguir y le fue bastante bien, gracias a Dios. Para aquellos días, no me permitía pensar mucho en las consecuencias, simplemente, se ha hecho tan común que otro sea el que cuide a los hijos que parecía normal y la verdad, nadie me cuestionaba que lo hiciéramos, así que parecía lo correcto.

P1110006 300x225 Vuelta al trabajo el malestar que sienten la madres, malestar de la cultura

Sin embargo no estaba tranquila y mi hija tampoco. Tal como dice el pediatra Carlos González al referirse al malestar que sienten las madres cuando dejan a sus hijos en una guardería:  ”Una madre que interpretase este malestar no como culpa, sino como rabia o indignación ante la inhumanidad de nuestro sistema laboral o la insuficiencia de nuestro permiso de maternidad (las suecas tienen más de un año de licencia por maternidad; las bielorrusas tiene 3 años), resultaría molestamente subversiva” (Carlos González: Bésame Mucho, Editorial Planeta, pp52).

Cuando mi hija tenía 5 años, después de mucha búsqueda, espera y ansiedad quedamos embarazados por segunda vez, este embarazo, contó con mucho reposo al principio por placenta baja y en el tercer trimestre por amenaza de parto prematuro, así que no abuse y me tome el permiso prenatal. Arturo nació el 20 de agosto de 2010, después de 8 meses de gestación.

Disfruté y padecí el puerperio tanto como puede, la sorpresa de adaptarse a la aventura de dos chamos en casa. Mis amistades, familiares y compañeros preguntaban qué haría. A pocas semanas de incorporarme, tome y tomamos una decisión difícil: renunciar al trabajo y dedicarme a maternar.

La vida se impuso, mi segundo hijo, fue muy esperado, un niño que lucho por vivir, mucho fue lo que oramos, mi hija primera comenzó su escolaridad más formal y se convertía en hermana mayor, requería acompañamiento materno, no podíamos repetir el esquema anterior; de continuar trabajando, el bebe, de solo 3 meses, a una guardería y la hermana, había que inventar dónde y nuestros deprimido sueldo, íntegro estaría destinado a que otros cuidarán de nuestros hijos, pagaríamos para mantener lejos a unos hijos muy queridos y deseados. Absurdo total.

Optar por lo más sano, lo que nos haría felices, implicó dejar de lado un sueldo que hacía parte importante del ingreso familiar, lo cual supondría más ajustes, supuso también desincorporarme del mercado laboral, lo cual me preocupa pues lograr un empleo digno no es tarea fácil en este país y menos para una mujer de 40 años con dos hijos, pero ya veremos, creemos que es una etapa en nuestra historia familiar, ya retomaré el trabajo remunerado como profesional, estoy convencida que las dotes de paciencia y trabajo bajo presión, entre otras virtudes se están fortaleciendo en este momento.

Estamos absolutamente seguros que criar con respeto y apego a nuestros hijos es también una opción por formar ciudadanos y ciudadanas emocionalmente sanos, seguros de sí mismos y responsables de sus actos, conscientes de sus derechos y deberes, creativos y demás virtudes ciudadanas, aún cuando, en la práctica, por ahora, la sociedad y el supuesto modelo de Estado Democrático y Social de Derecho y Justicia decretado en Venezuela, no haga la misma apuesta.

Que las mujeres y las familias en Venezuela y en cualquier parte del mundo puedan dedicarse libremente a la maternidad, por lo menos en el primer año de vida de sus hijos y que los niños y niñas cuenten con el cercano afecto y lactancia materna de forma oportuna y adecuada, que el Estado procure lo necesario para que esto sea posible, supone un modelo social que respeta la dignidad humana y el buen vivir, porque es una inversión en educación, prevención del delito, en recursos humanos, es una contribución a sociedades sanas, creativas, para la vida con futuro.

Estoy consciente que, por difícil, que fuera, yo puedo dedicarme a mis hijos y seguimos alimentándonos, gracias al apoyo y esfuerzo de mi esposo, sin embrago hay madres, solteras, hay familias que no pueden, se les niega esta opción. ¿Cómo es posible que criar a los hijos sea un lujo?