Una vida en manada

Una manada es un conjunto de animales de una misma especie que andan reunidos, y nada mejor para describir mi situación actual.

Dado que mi esposo y yo tenemos la posibilidad de trabajar desde casa, eso hemos hecho desde que estábamos esperando la llegada de nuestro hijo, y con mayor razón ahora que ya lo tenemos en casa. Compartimos hogar con Odín, un pastor holandés.

Así que mi vida es una vida en manada. No somos animales de una misma especie, pero sí que vivimos juntos y solemos ir juntos siempre que se puede.

Creo además que refleja la postura que he tenido siempre: que los seres humanos somos animales. Por supuesto que ninguna especie es igual a otra, pero por muy diferentes que podamos ser no dejamos de ser animales. Me encantan, pues, aquellos estudios que parten de esa premisa. Por eso, supongo, ahora que soy madre lo de la lactancia materna, la crianza en brazos y el colecho se dieron como algo natural.

Si pudiera retroceder el tiempo

La primera vez que tuve la dicha de ser madre fue hace quince años, para mí es como si hubiera sido ayer porque el tiempo pasa muy rápido, mi hijo era un niño hace tan poco! Cuando el nacio yo entendía debía amamantarlo pero sin el conocimiento de los beneficios que traería esto a lo largo de su vida, creo que era para mi quizas algo que veía se hacía y ya, aun asi lo intenté, pero por lo dicho anteriormente, desconocimiento falta de orientación, no lo supe hacer, me desespere y mori en el intento, cuanto lamento esto hoy dia!!
Gracias a Dios volví a ser madre catorce años después y como comprenderan es un nuevo comenzar ya no me acordaba de nada! Y llego a mi vida otro regalo precioso, en ese momento tenía el conocimiento de lo que representaba amamantar a un bebé, debo confesar no fue tan fácil para mí, no habia tenido la experienciencia pero, lo que si estaba claro y tenía fijo en mi cabeza era que no me rendiría, en el proceso para que bajara la leche tarde unos dias, cada dia me decía falta menos, tranquila lo vas a lograr, asi fue, llego el gran dia bajo la leche!! Que emoción senti en ese instante, después de un poco de dolor, que valió la pena, porque hoy Diego tiene 17 meses y lo sigo amamantando y me siento tan feliz de hacerlo!!

La primera entrada

Hace ya varios días que traía la cosquilla de abrir esta bitácora, y no deja de ser curioso que la empiece hoy: uno de esos días que siento que todo lo que he hecho es alimentar, cambiar pañales y arrullar a León, mi hijo.

Trabajar desde casa para poder amamantar a libre demanda no siempre es fácil, pero hay días mejores que otros. Hoy no fue uno fácil.

Hoy ha sido uno de esos días en que parece que no puedo soltar ni cinco minutos a León porque siente mi ausencia y me pide otra vez que lo alimente. No sé si será que está dando otro estirón, o simplemente me requiere ahí, pegaditos los dos piel con piel. Por lo tanto, no he podido avanzar prácticamente nada en mi tesis doctoral, y aunque disfruto mucho estar con mi hijo, me comen los nervios al ver que ya sólo me quedan dos meses y medio para terminar un borrador de la tesis si quiero graduarme, como debería, en diciembre. De hecho estoy escribiendo esta entrada con mi hijo entre los brazos.

Al borde de la angustia, las bitácoras de otros en esta red de apoyo a la lactancia materna me hicieron sentir mejor. Así que me decidí a iniciar mi propia bitácora. Quizá a alguien en el mundo le sirva en algún momento leer una entrada mía, así como leer entradas de otros me ha hecho bien a mí. Además, en las brevísimas siestas de León, no he podido dejar de pensar en esto, y mucho menos me concentro en las lectoras de la tesis.

Así que comenzamos mundo: seguro que ya vieron que aquí se hablará tanto de la dichosa tesis como de mis días como vaca lechera.

Eso sí, diría mi compañero: no una vaca cualquiera.

¡Hola mundo!

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado por Matt Daigle, artista y padre, para un concurso y  firmó un contrato en 2006 para hacer el símbolo parte del dominio público.El símbolo fue diseñado como otros símbolos tipo AIGA vistos comunmente en lugares públicos. Estos símbolos deben ser diseñados con cuidado porque tienen que ser entendidos con un simple vistazo sin explicación escrita sobre su significado.

lactivistastuiter 250x250 ¡Hola mundo!

Símbolo Internacional de Lactancia

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado específicamente para enfrentar el problema de no tener un símbolo de lactancia universalmente aceptado para indicar que amamantar es aceptable en lugares públicos. Muchas veces, cuartos designados para amamantar en lugares públicos llevan el símbolo de biberón en vez de la imagen de una madre amamantando a su hijo. Antes de la creación del nuevo Símbolo Internacional de la Lactancia, varias madres lactantes sintieron que el símbolo del biberón no era apropiado para designar un cuarto de amamantar.

Si deseas ampliar informacion sobre el simbolo, ingresa en su sitio web : http://www.breastfeedingsymbol.org/

 

Tomado de wikipedia

 

¡Hola mundo!

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado por Matt Daigle, artista y padre, para un concurso y  firmó un contrato en 2006 para hacer el símbolo parte del dominio público.El símbolo fue diseñado como otros símbolos tipo AIGA vistos comunmente en lugares públicos. Estos símbolos deben ser diseñados con cuidado porque tienen que ser entendidos con un simple vistazo sin explicación escrita sobre su significado.

lactivistastuiter 250x250 ¡Hola mundo!

Símbolo Internacional de Lactancia

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado específicamente para enfrentar el problema de no tener un símbolo de lactancia universalmente aceptado para indicar que amamantar es aceptable en lugares públicos. Muchas veces, cuartos designados para amamantar en lugares públicos llevan el símbolo de biberón en vez de la imagen de una madre amamantando a su hijo. Antes de la creación del nuevo Símbolo Internacional de la Lactancia, varias madres lactantes sintieron que el símbolo del biberón no era apropiado para designar un cuarto de amamantar.

Si deseas ampliar informacion sobre el simbolo, ingresa en su sitio web : http://www.breastfeedingsymbol.org/

 

Tomado de wikipedia

 

Cuando es papá quien se queda en casa

papanino 300x225 Cuando es papá quien se queda en casa

A menudo leemos opiniones a favor y en contra de las decisiones de mamás profesionales que han tomado como prioridad la crianza de sus hijos, postergar sus carreras o incluso emprender en otras áreas que les permita laborar desde el hogar.

Pero, qué sucede cuando es papá quien se queda en casa, mientras mamá trabaja. Hasta ahora muy poco he escuchado alguna crítica, pues esta situación no es la más común al parecer. Sin embargo, esta consideración la hago pues ya conozco dos caballeros (profesionales) inmersos en estos menesteres, jugar, preparar comidas, meriendas, dar teteros, cambiar pañales,  administrar medicinas, jugar, cantar, contener, acariciar, acurrucar,  y pare de contar ese sinfín de actividades diarias que por lo general nos toca a las mamás o cuidadoras de bebés (quienes casi siempre son mujeres).

Claro, debo resaltar que aunque uno de ellos está full time con su crío, el otro tiene una ocupación muy flexible de horario que le permite cuidar de su bebito mientras mami vuelve del trabajo.

Pero, independientemente de los detalles de sus situaciones particulares y del por qué llegaron a ese acuerdo, el caso es que como papás se han empoderado de responsabilidades que antes sólo parecían cosas de mujeres, han desmitificado esas teorías que “debe ser el sólo hombre” quien asuma la responsabilidad de cubrir las necesidades básicas y monetarias de la familia. También, están dando un paso adelante en una crianza respetuosa con sus bebés, que siempre estarán mejor al cuidado de papá que en una guardería, por lo menos mientras estén tan chiquitos. Por otro lado, considero que se necesita de un alto grado de compromiso familiar y de pareja, desapego profesional, responsabilidad y sobre todo la gran voluntad y amor que se requieren para cuidar de un bebé en casa.

 Cosa de dos!!

  • A veces cuando es la madre quien se encarga de “todo y de todos”, su trabajo se invisibiliza, es como si las cosas en el hogar ocurriesen por arte de magia. Sin embargo, este tipo de experiencias de papás comprometidos puede ayudar a los padres a asumir nuevos roles en la crianza de sus hijos, apreciar las pequeñas actividades cotidianas, estrechar su relación con los hijos mayorcitos, aprender a “multiplicarse” en cuestión de horarios donde el día no alcanza y el tráfico de la ciudad no ayuda.
  • Veo con mucho agrado que al cole de mi hijo son tantos padres como madres quienes llevan a sus hijos en las mañanas, papás que les recogen el cabello a sus niñitas y hasta cuentan sus malabares al preparar las loncheras. Así como aquellos que practican activamente el colecho o se acuestan con sus hijos hasta que estos se duermen por las noches. Y entran en este grupo, los papás que se llevan a sus niñitos al trabajo para ayudar ese día a mamá, siempre y cuando la rutina del día le permita brindarle atención y seguridad.
  •  Estoy segura que cada vez que el padre se integra más al cuidado de sus hijos, a tiempo completo o lo haga de manera consecuente, quien gana es la relación familiar y sobre todo la seguridad emocional de los pequeños.  Y aunado a esto las mamás sabremos agradecer estas pequeñas o grandes ayudas!

El nacimiento desde los ojos de la Doula, Capítulo V

Tomado de Placentera, autora: Diana Vegas.

placentera

Cuando conocí a los padres de Lucas en el curso prenatal de Auroramadre sentí una conexión casi inmediata con ellos. Quizás porque me recordaban a mí misma, se me hacían que eran personas que fácilmente podrían ser mis amigos si por algún azar nos hubiéramos conocido antes de ese momento. Ella tenía de esas barriguitas pequeñitas. En Venezuela hay un bombón de chocolate muy rico que se llama “Toronto” se trata de una avellana envuelta en una bolita de chocolate de leche; aquí a las mamás que por detrás ni parece que estuvieran embarazadas y cuyas barrigas son redonditas se les dice que parece que se hubieran tragado un Toronto 🙂 así parecía ella. Cuando me escribió por el Facebook me tomó un momento entrar a su perfil y darme cuenta que era ella! Una partecita de mí lo esperaba o más bien lo deseaba. Y otra, la predominante, simplemente se sentía agradecida. Amo mi trabajo!

Para mí los encuentros previos al nacimiento son fundamentales, son el espacio y el tiempo para echar historias de vida que hablen de cómo ha sido el camino para llegar a este punto, da la oportunidad de conocernos un poco para así sea atisbar a qué vamos a enfrentarnos juntas. Me gusta hablar con las mamás e indagar en ellas, el trabajo de parto es un evento profundamente emocional y me da tranquilidad saber qué puede surgir y cómo puedo ayudar. Me gusta hablarles claro, no meterles miedo pero si que ellas sepan también a qué atenerse, es trabajo y aunque yo estoy en su equipo para llevar a cabo su visión, su plan de parto, yo estoy darles apoyo y asistirlas, es a ellas a quienes les toca parir.

En este caso, mamá estaba completamente involucrada, anhelante, había leído mucho durante el embarazo, y más que luchar por mantenerse activa con ella hay que luchar para que descanse. Se ve preparada, más bien está preparándose continuamente para el reto, sabe que puede y quiere parir, no tiene tenor sabe que todo va a estar bien, poco a poco todo va encajando y fluyendo; la madre de ella que inicialmente no estaba tan a favor del parto en casa (por el temor a que no esté la ilusión de control que ofrece la clínica) finalmente se sube a bordo y ellos replican la estrategia de mi acompañamiento más reciente y que no tengo idea por qué no se me ocurrió a mí: avisar a la familia cuando el bebé ya ha nacido.

El día antes del nacimiento (sin saber que lo era) pasamos la mañana conversando, ya nos habíamos visto dos veces antes para hablar, tomar fotos y compartir una rica comida vegetariana, ella es chef y se lució con arroz integral y ajonjolí, ensalada con queso fresco y vinagreta asiática y una ‘jamón’ vegetariano a base de cereales, leguminosas y ricas especies. En nuestra tercera visita conversamos un poco de los temores, de las sensaciones expansivas que ella ya estaba teniendo (le aseguré que en teoría podría pasar así varios días, mientras no botara el tapón mucoso o las sensaciones adquirieran un patrón aun no estaría en trabajo de parto como tal), hablamos de su plan de parto, de hecho lo revisamos punto a punto, yo me anticipe y le dije lo que con frecuencia les digo a las mamás: escribe tu plan de parto, pero sé flexible; las cosas suelen suceder distinto a lo que imaginamos o creemos que queremos. He conocido mamas que tienen partos que considero hermosos pero que no se sienten satisfechas con la experiencia porque tal o cual cosa no salió como ellas esperaban. Está bien leer, prepararse y también está bien dejarse ir y entregarse a la experiencia. Cuando me dice que quiere separa el cordón con la llama de dos velas honestamente pensé, dónde habrá visto eso? 😛 Me comento que había leído el artículo y que le había llamado mucho la atención, que a los dos les parecía un ritual lindo. Le comenté que era cuestión de hablarlo con Beltrán y que yo sabía la teoría pero nunca había visto uno salvo en videos de youtube. También me muestra una carta para los familiares sobre sus deseos para los primeros días, pienso que es genial, se que es probable que haya alguien que se ofenda pero pienso que es mejor decirlo a quedarse callada y ofenderse a si misma al permitir cosas que no desea (el gentío hablando alto y pasándose al bebé de unos brazos a otro) En realidad no tendría ni que decirle nada porque ella sabe lo que quiere y se le siente la tranquilidad en la búsqueda a lograrlo.

Durante esa tarde intercambiamos unos cuantos mensajes, ella me comenta que sigue teniendo sensaciones, yo le digo que dormiré con el teléfono cerca, cosa que hago, pero no entiendo cómo es que ha quedado en silencio. Me despierto en la mañana del 5 de Julio, día feriado en Venezuela y mientras termino de despertarme tengo una sensación en el pecho, me levanto y efectivamente hace una hora que me escribieron, es el día! Recojo mis cosas y salgo corriendo! Cuando llego y, el obstetra y su esposa Isabella han llegado. Ella pasó toda la noche teniendo expansiones más o menos regulares, cuando salió el sol fueron al consultorio de Beltrán, ella iba con la sensación de no estar segura si era o no era, como aun no había botado el tapón, ni roto fuente, tenía el temor que el doctor le fuera a decir que ni siquiera había comenzado a dilatar, sin embargo cuando le hacen el tacto Beltrán le informa que ya prácticamente tiene 8 cm, que vuelen para la casa y él se va detrás, coordina con Isabella para que lleve la piscina de parto que estaba en su casa y nos encontramos todos allá.

El ambiente en el hogar es por demás tranquilo, se siente la emoción en el aire, nos preparan un rico desayuno, arepitas, huevitos revueltos, queso y un vaso de bebida de avena! A ella le toma fotos su hermana, ella posa y todos nos reímos.

 

 

 

 

 

 

Mamá está en el cuarto con papá, cuando llego siento que se cierra un triangulito, ahora estamos los tres en el cuarto, nos rotamos, caminamos, masajeamos, respiramos, ella va más que bien, tiene un umbral del dolor altísimo. Entre expansiones me comenta que ha estado usando la crema que le preparé todo el trabajo de parto, yo también la uso para darle masajes, con las manos y con el antebrazos por las caderas, los glúteos, los muslos, retorno a mi canciones amadas de Indios Brasil y sostenemos juntos un espacio de armonía, por instantes todo está en calma y luego nos reactivamos. Veo como le habla a su bebé y soba su barriga, “Lucas te estamos esperando” durante la expansión sube y baja alternando los talones, pareciera que estuviera subiendo escaleras, se mece, se mueve, se queja, lloriquea. “Este es el momento del que hablamos” -le digo yo, “crees que no puedes más, pero en realidad estás muy cerca” Cuando la sensación pasa se le nota el cansancio, la animo a recostarse y hasta se queda dormida. La despiertan las contracciones “¿Cuánto más?” pregunta. “tócate” le digo ya lo sientes? Si, dice ella, ya lo siento. Qué pasa que no puja? Me pregunto en mi mente. Entra al cuarto el doctor, ella se pone en cuclillas a un lado de la piscina, su bebé ya está ahí, pero le da temor pujar. “¿A qué le temes?” Le pregunto, “a que no salga” me responde. Con la siguiente expansión ya no se escucha un quejido, más bien gruñe, va a entregarse a la sensación, se siente todo tan inminente. Beltrán le dice “veo que te decidiste a tenerlo ahí” (fuera del agua) No, dice, Decide meterse, la ayudamos a entrar, con la siguiente puja un poco más y cuando pasa la sensación se levanta. Veo que Beltrán saca una ampolla (que asumo es methergine) y una jeringa, más tarde me entero que él viene de pasar toda la noche atendiendo a una mujer que hizo hemorragia luego de una cesárea y hubo que hacerle transfusión la madrugada anterior, no había camas disponibles, el doctor durmió en una colchoneta en el suelo :/

El tiempo entre contracciones que había estado siendo cada vez menor ahora se expande, tarda unos cuantos minutos en venir, tiempo en el que aprovechan los familiares más cercanos para entrar al cuarto, cuando viene la sensación ella se agacha entra al agua y puja con todas sus fuerzas y en contra del ardor que luego me comenta sintió; el aro de fuego, en un momento Beltrán le pide que eche las caderas hacia adelante y todos nos emocionamos al unísono, la cabeza ya está allí! Más tarde cuando miré el video pensé en que si soy exagerada con mis griticos de emoción, debo recordar honrar el silencio! Todos estamos que lloramos. Veo claramente, a pesar de la penumbra del cuarto, como la cabeza del bebé gira, instantes después sale todo su cuerpecito. Beltrán guía el camino y los dos le decimos a la nueva mamá: “Agarra a tu bebé” él agrega “recuéstate y llévala al pecho” y comienza unas cascada de bienvenidas, fotografías, besos, palabras de amor. Miro el reloj, son las 12:12 del mediodía. Papá, que había estado de frente todo el expulsivo se une a mamá para celebrar, como 15 min después, ella, aun con bebé en brazos sale de la piscina, la secamos y la recostamos encima de centro de cama y un pato de plástico para recolectar la placenta. Cuando justo se ha cumplido la media hora tras el parto ella siente de nuevo contracciones, como esta acostada requiere un poco de asistencia, Beltrán no es tanto lo que jala como es lo que sostiene, cuando sale la placenta y un coágulo grande pero dentro de la pérdida normal, ella respira aliviada dice que finalmente siente que lo ha logrado, que lo hizo, ya está listo, alivio total, no puede borrarse la sonrisa de la cara.

Mientras tanto, su bebé, que todo momento ha estado contacto piel a piel con ella, está sobre su pecho, salivando, estrenando sus pulmones, re-conociendo a mamá, buscando sustento, moviendo sus piernas; estimulando el retorno del útero a su tamaño original, Lucas Matías hace todos los movimientos, finalmente mamá se sienta e Isabella le ayuda a establecer ese primer agarre, mientras que yo ayudo a papá a quemar el cordón con la llama de una vela. Yo sabía que era un proceso pero no sabía que fuera tan largo, entre 15 y 20 min, el olor es un poco fuerte, como a pelo quemado, el cordón queda literalmente cauterizado (no deja herida abierta como deja el corte con tijeras) a los pocos instantes que se suelta el cordón (que por pura suerte registré el video, comencé a grabar y menos de 10 segundos después ocurrió la separación) Lucas se engancha a su teta y no la suelta. Papa emocionado dice “así es hijo agarre esa teta que ahora es suya”, “menos mal que estas claro en la vida” le digo yo J luego que Beltrán e Isabella se despiden realizamos la impresión de la placenta y el cordón y vestimos a Lucas, quien ya comienza a pasar meconio 🙂

 

Los dejos ya vestidos y acurrucados, felices, ella no puede creer que se le ha cumplido todo su plan de parto, todo ha salido bien. Al día siguiente regreso a compartir, revisar el agarre, conversar de la experiencia. Los dos están felices “me siento demasiado agradecida a la vida, me siento muy afortunada de todo” Ha tenido una maravillosa experiencia y lo sabe, yo agradezco el poder haber estado ahí para atestiguarlo, el tomarme el tiempo de registrarlo, agradezco la generosidad emocional de los padres al permitir compartirlo.

MAMÁ + AMAR = AMAMANTAR

Amamantar es un acto natural, instintivo, fisiológico, desde tiempos ancestrales que todas las mujeres podemos brindar a nuestros hijos. La perfección de la naturaleza, la perfección de la madre tierra, la perfección de nuestro cuerpo que va cambiando, creciendo y activando hormonas para producir en el momento indicado ese oro de vida, ese néctar de amor, esa primera vacuna, esas gotas de sangre blanca para inmunizar y generar el primer contacto entre mamá y bebé, como lo es la lactancia materna.

Somos mamíferos y como tales amamantar no es lo recomendable es lo natural, amamantar no tiene tiempo, para producir leche materna solo se necesita del estimulo de la succión, la leche que sale de nuestros pechos una vez que bebé nace, no es solo rica en nutrición, sino es rica en amor, la leche materna no tiene precio es gratis, la leche materna esta disponible las 24 horas del día para cuando mi bebé requiera de ella.

Hay quienes creen que la lactancia debe durar solo 6 meses porque después de allí no hace nada,  no alimenta o es solo un agua. Pues a quienes aun están desinformados en relación a la lactancia amamantar por 6 meses es solo disfrutar de una lactancia exclusiva llena de agua, de proteína y de grasa; osea como diría yo ” sopa, seco y postre” y a partir de allí la lactancia sigue siendo el plato principal acompañado de una nueva etapa del bebé, degustar, explorar, tocar, oler y observar una variedad de alimentos. Y luego del primer año de vida la lactancia toma otro rumbo es mamá detrás de la teta, es consuelo, es caricia, es seguridad, es compañía, es cercanía, es sonrisa, es apego, es comunicarse, es proteger, es alimento, es dar vida, es el más grande Amor que le podemos brindar a nuestros hijos.

Hoy soy feliz de haber creído en mi, en mis rayitos y de lo maravilloso que ha sido y es cada una de las experiencias vividas en relación a la Lactancia Materna.

mis rayitos 300x202 MAMÁ + AMAR = AMAMANTAR

Que viva la Teta!

 

El Desamparo materno

No encontré un título más adecuado para el post que este, y además para escribirlo esperé a que ese sentimiento o situación desapareciera para poder contarles, ya desde afuera, lo que se siente.

Un día de lluvia, como el de hoy en el que escribo el post, puede desatar el más profundo sentimiento de desamparo. Ustedes dirán que puede ser por el día gris o porque a veces uno se pone melancólico, pero no, es por algo mucho más práctico aunque suene descabellado.

Yo no manejo, o procuro no hacerlo. No me gusta manejar, soy torpe y nerviosa; me estreso y en un carro sincrónico eso no es bueno. Una vez se me apago en medio de un cruce, entre el corneteo y la lluvia me costó casi 20 minutos prenderlo, por eso manejo lo mínimo.

Aclarado lo anterior, he tratado de que todo me quede cerca (colegio, trabajo, supermercados, panaderías…), hasta ahora lo he logrado, el problema es cuando llueve. Yo a pie con dos niños y un palo de agua (chaparrón) no es buena combinación.

¿Y el desamparo? Esto es un ejemplo pequeñito, pues al no contar con una tribu ha convertido los días de lluvia en mis enemigos. Mi esposo trabajando y sin mis vecinas, que son las únicas que me echan una mano, termino emparamada y a veces con mis hijos mojados.

Aunque el sentimiento de desamparo va más allá… Guille se me enfermó un fin de año con fiebre de 40 y los cohetes sonaban y todo el mundo estaba de fiesta, mientras mi esposo y yo bañábamos al niño con compresas y lo abrazábamos para que se sintiera mejor. Ahí el desamparo fue familiar porque allí papá me entendió.

En estos tiempos modernos cada quien vive su vida, el mundo gira y gira hasta que te conviertes en madre o padre. Se ha arraigado la creencia que la maternidad es un asunto doméstico y no, la maternidad tiene implicaciones sociales profundas. ¡Alguien tiene que parir, criar y alimentar a los ciudadanos y trabajadores! Y quien más sino mamá.

El problema no es aprender a pedir ayuda, eso lo superé, ahora hasta soy capaz de gritar AUXILIO, el problema es que nadie acude, nadie viene. Todos ven desde afuera sin intenciones de involucrarse. No hay sustento emocional para las familias y mucho menos para los padres, pero si son capaces de criticar el desempeño de los hijos o de sus familias.

Critican a las madres solas si les dejan los bebés a los abuelos o a otras familias, criticamos si los niños tienen berrinches o si están brincando o “molestando” en espacios públicos… Pero son incapaces de preguntar “¿Señora mamá, señor papá necesita ayuda?”

Ya no nos emplean, y es que hasta la legislación y el Estado nos embromó y así me quieren convencer que la maternidad es sólo una cuestión privada. Obvio que empieza con una decisión personal, uno decide si quiere o no ser madre pero luego, el día que ese bebé llega empieza el entramado social que envuelve todo el asunto. No puedo criar a mis hijos y complementar el sustento de mi familia sin que la legislación, mínimo, no me estorbe.

El desamparo va más allá de lo económico, las “ayudas” o misiones no han frenado el embarazo adolescente ni la paternidad irresponsable. Las cifras del último censo lo demuestran.

Además, las mujeres perdieron la empatía y el sentido común, el estar en tribu nos hace las cosas más fáciles. Pero optamos por repetirnos que “somos fuertes y podemos solas” y así demostrarle al mundo que somos unas guerreras mientras lloramos todas las noches del cansancio junto a nuestros esposos o solas porque no hay quien nos releve en la rutina, sobre todo si llueve.

Entre tú y yo

Cuando decidí, hace más de 18 años, amamantar a mi hijo sabía que no era tarea fácil, sabía que me enfrentaba a un mundo que desconocía, pero descubrí en esas horas interminables  en que mi hijo vivía pegado de mí que se abría un universo de amor, de entrega, de paciencia, de llanto, de cansancio, pero que de a poco se convirtió en una maravillosa experiencia, llena de placer, de intimidad, de intercambio de miradas, de una armonía absoluta, estaba cumpliendo con la misión natural con la que todo mamífero nace; así pasó con mi hija hace 10 años, lo viví de nuevo, y que felicidad fue poder hacerlo exitosamente por segunda vez.

Entendamos que nuestros senos no son sólo un objeto de exhibición y de exuberancia, que esa belleza de mujer se hace más grande cuando se amamanta. Esta es una invitación al amor, al placer de dar vida, a la satisfacción de dar salud, de crear y criar con respeto, con sentido ecológico, más humano y menos industrial. Regala vida y recibe a cambio el bienestar de una sociedad más humanizada y saludable.

Feliz de aportar mi experiencia de madre a esta labor de difundir esta práctica natural y para la cual fuimos creadas. Aquí entre tu y yo nos podemos ayudar a formar nuevas conciencias.

Catica

 

¡Hola mundo!

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado por Matt Daigle, artista y padre, para un concurso y  firmó un contrato en 2006 para hacer el símbolo parte del dominio público.El símbolo fue diseñado como otros símbolos tipo AIGA vistos comunmente en lugares públicos. Estos símbolos deben ser diseñados con cuidado porque tienen que ser entendidos con un simple vistazo sin explicación escrita sobre su significado.

lactivistastuiter 250x250 ¡Hola mundo!

Símbolo Internacional de Lactancia

El Símbolo Internacional de la Lactancia fue creado específicamente para enfrentar el problema de no tener un símbolo de lactancia universalmente aceptado para indicar que amamantar es aceptable en lugares públicos. Muchas veces, cuartos designados para amamantar en lugares públicos llevan el símbolo de biberón en vez de la imagen de una madre amamantando a su hijo. Antes de la creación del nuevo Símbolo Internacional de la Lactancia, varias madres lactantes sintieron que el símbolo del biberón no era apropiado para designar un cuarto de amamantar.

Si deseas ampliar informacion sobre el simbolo, ingresa en su sitio web : http://www.breastfeedingsymbol.org/

 

Tomado de wikipedia

 

Amada Manu:

IMG00197 20120510 1316 300x225 Amada Manu:

 

 

 

 

 

 

Son las 12:30 am y te veo dormir. Tengo 5 años en este ritual, donde me sonrío o me preocupo, lloro o me vuelve una sonrisa pero siempre me encuentro arrobada dándole gracias a Dios por el milagro que eres, por tenerte. También te veo para tratar de adivinar: ¿cuál será la posición final que me permitirá acostarme a tu lado?  Te mueves demasiado. Siempre sin arroparte, sin pijamas justas ni de tu talla -las grandes siempre han sido tus preferidas. Y ahí estas creciendo y sorprendiéndome desde hace 5 años.

Contigo todo me olió a nuevo: el amor, el susto, los abrazos y las palabras. No recuerdo la primera vez que sonó clara una palabra, porque me afinaste el lenguaje del instinto y la intuición. Siempre me hablaste, me lo dijiste todo con tus ojos, tu llanto, desde la primera vez que te ví:  50 y pico centímetros de sabiduría y vida que ahora dormían en mi almohada como un sueño tangible.

Tienes 5 años y apenas comienzas a guardar recuerdos, en cambio yo tengo miles y miles de recuerdos desde el día que recibí el positivo en ese examen. Definitivamente el mejor examen que he presentado hasta ahora.

Tienes 5 años y comenzarás a aprender cosas como leer, escribir, sumar; sin embargo ya tu sabiduría me ha llenado de grandes y sabios conocimientos de madre.  Me amo más después de ti. Me conmuevo más, me acerco más al dolor y la alegría de otras madres, después de ti.

Tienes 5 años y quiero ser como tú. Quiero tu autenticidad, tu alegría, tu determinación. Quiero seguir aprendiendo a tu lado. Te doy gracias por llegar, por escogerme y le doy gracias también a tu papá por servir de vehículo para que tú y yo nos encontráramos de nuevo. Este amor debe venir de otra vida, de otro tiempo.

Tienes 5 años y eres la manera que encontró Dios para hacerme mejor persona, para hacerme crecer y conocer el AMOR. Me haces grande hija, me impulsas, me inspiras, me haces tan feliz. Me asustas pero también me demuestras que hay cosas que puedo hacer bien. Me dices “Te amo” y yo quiero ser eterna para estar siempre a tu lado.

Es trillado y redundante, pero es que de verdad eres lo mejor que he hecho en la vida. Hoy me distancio y puedo verlo claro: 5 años de primera infancia y los objetivos han sido cumplidos, por tu empeño, por mi ensayo y error, por nuestro entorno maravilloso, por nuestra familia con sus personajes alocados y vario pintos.  Reconozco en ti herramientas maravillosas: ternura, amabilidad, sonrisas, disciplina. Ahora construiremos otras que nos lleven a la pubertad. Me animo a seguir en el camino. Tomo tu mano -no porque tú lo necesites- soy yo la que desea sentir tu valor y fortaleza para superarlo todo. !Somos unas duras Manu, sigamos adelante! Vamos a celebrar. Que sea un Feliz Cumpleaños, mi amor. Te quiero tanto.  Recibe un beso. P.D. Y te digo al oído: ¿Manu, me das un ladito?, por fis…

Amada Manu:

IMG00197 20120510 1316 300x225 Amada Manu:

 

 

 

 

 

 

Son las 12:30 am y te veo dormir. Tengo 5 años en este ritual, donde me sonrío o me preocupo, lloro o me vuelve una sonrisa pero siempre me encuentro arrobada dándole gracias a Dios por el milagro que eres, por tenerte.

También te veo para tratar de adivinar: cuál será la posición final que me dará paso para acostarme a tu lado. Siempre me sorprendes, te mueves demasiado. Siempre sin arroparte, sin pijamas justas ni de tu talla, las grandes siempre han sido las preferidas. Te veo y no puedo evitar un lugar común: ¿quién me ha regalado esta felicidad?

Contigo todo me olio a nuevo: el amor, el susto, los abrazos y las palabras. No recuerdo la primera vez que sonó clara una palabra, porque me afinaste el lenguaje del instinto y la intuición. Siempre me hablaste, me lo dijiste todo con tus ojos, tu llanto, tus 50 y pico centímetros de sabiduría y vida.

Tienes 5 años y apenas comienzas a guardar recuerdos, en cambio yo tengo miles y miles de recuerdos desde el día que recibí el positivo en ese examen. Definitivamente el mejor examen que he presentado.

Tienes 5 años y comenzarás a aprender cosas como leer, escribir, sumar, sin embargo ya tu sabiduría me ha llenado de grandes y sabios conocimientos de madre. Me has dado aprendizajes y satisfacciones como un tesoro que jamás imagine poseer. Me amo más después de ti. Me conmuevo más, me acerco más al dolor y la alegría de otras madres, después de ti. Pensar que tuve tanto miedo aquel primer domingo contigo en casa.

Tienes 5 años y quiero ser como tú. Quiero tu autenticidad, tu alegría, tu determinación. Quiero seguir aprendiendo a tu lado y agradeciéndote la tremendura de aquella noche de agosto. Te doy gracias por llegar, por escogerme y le doy gracias también a tu papá por servir de vehículo para que tu y yo nos encontráramos de nuevo.

Tienes 5 años y eres la manera que encontró Dios para hacerme mejor persona, para hacerme crecer y conocer el AMOR. Me haces grande hija, me impulsas, me inspiras, me haces tan feliz. Me asustas pero también me demuestras que hay cosas que puedo hacer bien. Me dices “Te amo” y yo quiero ser eterna para estar siempre a tu lado.

Es trillado y redundante, pero es que de verdad eres lo mejor que he hecho en la vida. Hoy me distancio y puedo verlo claro: 5 años de primera infancia y los objetivos han sido cumplidos, por tu empeño, por mi ensayo y error, por nuestro entorno maravilloso, por nuestra familia con sus personajes alocados y vario pintos.  Reconozco en ti herramientas maravillosas: ternura, amabilidad, sonrisas, disciplina. Ahora construiremos otras que nos lleven a la pubertad. Me animo a seguir en el camino. Tomo tu mano – ahora que caminas sola- no porque tú lo necesites, soy yo la que desea sentir tu valor y fortaleza para superarlo todo. Somos unas duras Manu, sigamos adelante! Vamos a celebrar, que sea un Feliz Cumpleaños, mi amor. Te quiero tanto.  Recibe un beso.

¿Cómo destetar?

488ddd071cac6ebfefbb3e5213df99b3 ¿Cómo destetar?

Hace tiempo la palabra destete era tabú para mí. No tuve que aplicarlo con mi primera hija, pero luego como asesora, he visto que es un tema recurrente el cual, para proteger la lactancia y, sobre todo, la relación de la díada mamá/bebé, debe ser tomado por las manos de una consejera de lactancia, con escucha y entrega sincera.

Muchos factores pueden estar incidiendo en la mamá que declara necesitar “destetar”, que probablemente no tengan que ver con la lactancia en sí misma.

La lactancia debería mantenerse hasta los 2 años para terminar el proceso de inmunización, fortalecer al máximo desarrollo fisiológico integral y sentar las bases psicoemocionales de la persona. No dudo, además, que se relaciona con el mundo de la puérpera, cuyo contacto íntimo con su bebé contribuye con su equilibrio hormonal y psíquico.

Muchas veces suele haber tabúes infundados, desorientación sobre la alimentación infantil, o retorno al trabajo, ingreso a la guardería, angustia de separación por empezar a caminar, etc. momentos en los cuales la lactancia es más bien favorable. Ciertamente también puede existir una necesidad de mamá, válida cuando se analiza el caso en perspectiva amplia. El tema es re-conocer y estar atentos a la díada.

Corremos el riesgo de volver al paradigma adultocéntrico cuando pensamos solo en una al destetar. Es un tema de dos.

El destete es además progresivo, y para hacerlo respetuoso, si se reconoce conjuntamente que es necesario, es recomendable hacer la transición adecuadamente y por fases, por lo que, de nuevo, lo más saludable es contar con una amorosa asesoría.

Mamá aterriza del puerperio y bebé se encuentra consigo mismo, transiciones vitales del ser humano en las que media, nada más y nada menos, el seno materno. Vale la pena pensarlo.

A propósito del día de las madres

jjj 300x225 A propósito del día de las madres

Ella y yo

 

Hace tiempo leí sobre el significado de la palabra SACRIFICIO.

Sacri viene de sacro, que significa SAGRADO.
Ficio viene de OFICIO.
Así que sacrificio es OFICIO SAGRADO, que dista mucho del significado socialmente aceptado de sufrimiento.
Para mi, ser MAMÁ ha significado eso, un oficio sagrado que me ha traído muchas bendiciones y enseñanzas.

Y veo el camino por delante y me doy cuenta de las muchas cosas que tengo que aprender y cambiar, tantas cosas que tengo que mejorar para seguir abriéndole camino a mi hija, para darme la libertad de educar a Mariana para la libertad.

He descubierto un mundo y un universo distinto al que conocía hasta entonces. Pienso en mamá, quien dijo una vez que después de tenernos a nosotras, sus hijas, descubrió que había vivido la mitad de la vida, la mitad de sí misma.

La maternidad me ha iluminado las sombras de mis propios recovecos mentales, de mis conflictos, me ha incitado a ser autodidacta, a tratar de ceñirme a mis ideales, aunque admito que todavía estoy lejos y tengo algunas contradicciones. Ser mamá me ha enfrentado a mi misma, a mi ego, a mis defectos. Me ha obligado a vivir en una constante introspección. Me ha hecho iniciar un camino largo y duro a veces hacia la paciencia.

Aunque me incomoda un poco que fijemos un día al año para felicitar a las mamás y darles regalos, pienso que esto es mejor que no reconocer la labor de quienes somos madres, el poder tan inmenso que nos dio el universo, la vida, algún Dios, como lo quieran ver.

También pienso que la cosa se ha vuelto muy comercial. Creo que es hora de que empecemos a cambiar los regalos por presencia, por abrazos, por cambios de actitud, por aprendizaje emocional propio para orientarnos hacia el amor y la consideración (yo no soy el ejemplo más gráfico, pero trato de orientarme hacia allá).

¿Qué mejor regalo que estar ahí, siempre pendiente de mamá como ella lo está de nosotros?, ¿qué mejor regalo que llamarla siempre y dedicarle tiempo en la semana para meternos en la cama con mamá y preguntarle por su vida, el por qué de las cosas, de nuestros nombres, cómo fue nuestro nacimiento, escucharle sus cuentos y dejarla regañarnos mientras guardamos un humilde silencio?

Finalmente, les deseo un lindo día y una vida maravillosa a las mamás que me leen y a las que no también. Les mando un maravilloso abrazo cargado de fuerzas y buenas energías para sigamos disfrutando la hermosa labor de ser madres.

Lactancia Materna en El Nacional (09-05-13)

El pasado jueves 9 de mayo El Nacional, uno de los mayores diarios de Venezuela, publicó un especial de madres, entre los que destacamos su mención a la crianza respetuosa (en entrevista con nuestra amiga Berna Iskandar, conductora de Conoce Mi Mundo) y la dedicación de una página a la lactancia materna, para la que gustosamente dimos una entrevista. Agradecemos a Joanna Ruiz méndez y la felicitamos por su sensibilidad hacia este tema de salud pública y profundo afecto.

Puede leerse el artículo a continuación:

pV_11_print

Y después de los seis meses… qué

eatingbaby1 300x225 Y después de los seis meses... quéLactancia Materna Exclusiva (LME) define la alimentación del bebé en la que ni el agua entra agregada a la leche natural, única y pret a porter, de su mamá. Se considera que a los seis meses ya el sistema digestivo e inmunológico están preparados para recibir alimentos extras y las necesidades calóricas del bebé suben.

Sin embargo, debo repetir incesantemente, que así como la lactancia es EXCLUSIVA los primeros seis meses, estos siguientes seis meses la ALIMENTACIÓN es COMPLEMENTARIA. O sea, no hablamos de lactancia exclusiva, pero sigue siendo la alimentación principal. No debemos temer a esto, tampoco tenemos que figurarnos una alarma de colegio indicando el cese de la lactancia al día 180 de vida del nene, la leche de mamá sigue aportando más del 70% de las necesidades nutricionales del bebé.

También se habla de que esta segunda etapa es de EDUCACIÓN para la mesa familiar. Podemos pensarlo así, una preparación cuya graduación será en 6 meses (de nuevo, tiempos flexibles) en la cual tendremos a nuestro graduando sentadito en la mesa comiendo lo mismo que todos nosotros. Esto es muy interesante, pues muchas veces comemos muy mal, no conocemos las fuentes nutricionales ni las más sanas combinaciones, no nos sentamos juntos ni con plena atención a comer, ni respetamos horarios… así que nuestro bebé en  casa resulta un maestro para que todos mejoremos los hábitos.

¿Cómo vamos a ofrecer los alimentos? Primero que todo, la teta, luego las porciones muy pequeñas. La capacidad gástrica del bebé no tiene nada que ver con la tuya, así que tengamos en cuenta platos y cucharitas a su medida y no forzarle a comer de más. La observación es clave. Después de la teta puede o no quedar saciado, no pelees con él, pero sigue pendiente, porque esta alimentación complementaria también es a demanda y guiada por el bebé mismo.

Evitemos darle todo en colados, papillas y compotas, eso ya no se usa, pues se ha entendido que la salud dental y maxilofacial, así como el sano aprendizaje, viene del ejercicio de masticar. Para introducir el sabor, la textura y el olor, nada mejor que la fruta o verdura, siempre observando, nunca dejando solo al bebé, en su estado puro, completa, sin mallitas. Por supuesto que puede preparársele un puré, bien de frutas, bien de verduras.

LÁCTEOS: yogourt y queso fresco pasteurizado

FRUTAS: todas, excluyendo los cítricos hasta después del año

VEGETALES Y TUBÉRCULOS: iniciar con las de sabor suave como auyama, zanahoria, apio, una por semana. A partir del séptimo vez cambiar la consistencia paulatinamente.

CEREALES Y PANES: preparar las papillas con leche materna extraída, evitar los compuestos con gluten. Evita abusar de los carbohidratos refinados, dar solo corazón de arepa, arroz y pastas muy bien cocidas y suaves. Al 8vo mes pan suave bizcocho, galletas ayudarán a la dentición.

GRANOS: bien cocidos y blandos pueden incorporarse al noveno mes, una sola clase por semana (caraotas, frijoles, garbanzos)

CARNES: el pollo puede ingresar triturado o desmechado; la carne puede dársele molida muy fina al octavo mes

HUEVO: solo la yema a partir del noveno mes

SOPAS: suaves, con carne o pollo y algunas hortalizas ya aprobadas por el bebé

Hay que poner especial atención a los alérgenos y a la historia familiar. si quieres que tu hijo/a disfrute el chocolate, no lo introduzcas antes del año, si puedes alárgalo a los dos; nada de miel hasta los 3, evitemos la toxina botulínica. Evita el azúcar y la sal, primero, respeta el paladar sano que tenemos y nos permite apreciar el real sabor de los alimentos, segundo, evitamos sobrecarga renal y obesidad y tercero, cocinamos más rico con especias y otros aliños.

Comer es un arte y un evento especial. Nunca mejor dicho: el cuerpo es un templo que nace perfecto y no debemos profanar.

16 PRACTICAS FAMILIARES CLAVES

1.Amamantar a los lactantes de manera exclusiva por lo menos seis meses (teniendo presentes las normas y recomendaciones de OMS/UNICEF/ONUSIDA sobre infección por el VIH y alimentación infantil).

2.Comenzando alrededor de los seis meses de edad, alimentar a los niños con suplementos de alto contenido nutricional y energético recién preparados mientras se sigue amamantando hasta los dos años o más.

3.Proporcionar a los niños cantidades suficientes de micronutrientes (vitamina A y hierro, en particular), ya sea en su régimen alimentario o mediante el suministro de suplementos.

4.Procurar que los niños reciban el esquema completo de vacunas (BCG, DPT, OPV y antisarampionosa) antes de su primer cumpleaños.

5.En las zonas donde el paludismo es endémico, asegurarse de que los niños duerman protegidos por mosquiteros tratados con insecticida.

6.Promover el desarrollo mental y social del niño respondiendo a su necesidad de atención, y estimularlo mediante la conversación, el juego y otras interacciones físicas y emocionales apropiadas.

7.Seguir alimentando y ofreciendo líquidos a los niños cuando están enfermos.

8.Administrar a los niños enfermos el tratamiento casero apropiado para las infecciones.

9.Reconocer cuando los niños enfermos necesitan tratamiento fuera del hogar y llevarlos al personal sanitario apropiado para que reciban atención.

10.Seguir las recomendaciones dadas por los agentes de salud en relación con el tratamiento, el seguimiento y las derivaciones.

11.Desechar las heces de manera segura (inclusive las de los niños) y lavarse las manos con agua y jabón después de la defecación y antes de preparar los alimentos y dar de comer a los niños.

12.Asegurarse de que toda mujer embarazada haga un mínimo de cuatro consultas prenatales recomendadas y reciba las dosis de vacunación antitetánica, y de que reciba el apoyo de la familia y de la comunidad para buscar atención apropiada, especialmente en el momento de dar a luz y durante el puerperio y la lactancia.

13.Evitar el maltrato y el descuido de los menores y tomar medidas adecuadas cuando ocurran.

14.Adoptar y mantener los comportamientos adecuados para la prevención del VIH/SIDA y la atención de las personas afectadas por el VIH, especialmente los huérfanos.

15.Procurar que los hombres participen activamente en el cuidado de los niños y en los asuntos relacionados con la salud reproductiva de la familia.

16.Tomar las medidas adecuadas para prevenir y controlar lesiones y accidentes entre los niños.

Visita http://www.unicef.org/spanish/nutrition/23964_familypractices.html

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

FAVORECE EL DESARROLLO INTELECTUAL Y LA AGUDEZA VISUAL DEL NIÑO

 Se ha observado que los niños amamantados son más activos, presentan un mejor desarrollo psicomotor y mejor capacidad de aprendizaje.  También se ha demostrado que niños prematuros alimentados con leche materna tienen un coeficiente intelectual, medido a los ocho años, significativamente superior a los que no recibieron leche materna.

Ya existen estudios que muestran que los adultos que fueron amamantados, al menos 6 meses, tienen en promedio un coeficiente de inteligencia superior a quienes no fueron amamantados recibieron lactancia por menos meses.

Investigaciones recientes muestran una mayor agudeza visual entre los niños que fueron amamantados comparados con los alimentados con fórmula o leche artificial.

DPSCamera 0007 300x225 BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

PROTEGE LA SALUD DEL NIÑO

 La leche materna o leche humana ha sido definida como un fluido vivo, que permite a los niños alimentados con ella, tener menor riesgo de contraer enfermedades infecciosas.  La leche humana contiene una variedad de elementos inmunológicos que destruyen bacterias, virus y parásitos.  La madre a través de la leche materna,  le pasa defensas al niño protegiéndolo de las enfermedades que ella ha tenido. Pero la lactancia también acelera la maduración de sus órganos y sistema inmunológico, permitiéndole defenderse mejor de las infecciones.

 

Los niños amamantados tienen un riesgo significativamente menor de enfermar y de morir de diarrea e infecciones respiratorias. Tienen además menos riesgo de enfermar de infección urinaria, otitis y meningitis. Se ha demostrado que la protección sobre el riesgo de meningitis, no solo es efectiva durante la lactancia, sino que permanece hasta la edad escolar.

 

Diversos estudios han demostrado un menor riesgo de enfermar, en etapas posteriores de la vida, de diabetes juvenil, linfomas, enfermedades cardiovasculares y obesidad.

 

ESTIMULA UN ADECUADO DESARROLLO MAXILOFACIAL Y PREVIENE LAS CARIES

 

Los niños amamantados tienen un mejor desarrollo de los arcos dentales, paladar,  presentan menor probabilidad de caries que los niños que reciben tetero o biberón.

 

BENEFICIA LA SALUD DE LA MADRE

 

La succión de la mama o de la teta  inmediatamente después del parto puede reducir en la madre el riesgo de sangramiento después del parto.  La lactancia produce cambios en el metabolismo de la MADRE que le ayudan a bajar de peso, disminuir el riesgo de cáncer de ovario y mamas.

DSCI0042 225x300 BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

BENEFICIOS ECONOMICOS

La lactancia permite un importante ahorro de recursos a nivel familiar y de la sociedad, tanto en alimentos como en costo de las enfermedades que se evitan con el amamantar.  Los productos sustitutos (LECHE ARTIFICIAL O FORMULA O LECHE EN POLVO) de la leche materna son caros y en ocasiones deben ser importados, lo que genera un gasto importante de divisas para el país.  Las familias de  muy bajos recursos alimentan a sus niños con mezclas diluidas de poco valor nutritivo que no contribuyen a un crecimiento y desarrollo adecuados.  Aportarle nutrientes adicionales a la madre que amamanta resulta más barato que  comprar productos sustitutos de la leche materna.

Favorecer la lactancia significa, además, ahorro de recursos para los servicios de salud por concepto de fórmulas, biberones y personal.  La menor probabilidad de enfermedades de los niños determina menor gasto de recursos en hospitalización, medicamentos y atención profesional

BENEFICIOS ECOLOGICOS

El fomento y apoyo activo de la lactancia es sinónimo de protección del medio ambiente.

La leche materna es un recurso natural y renovable, no requiere envase, va directo del productor al consumidor, es decir, de la teta al niño.  No necesita tratamientos especiales que requieran gasto energético en su elaboración.  En contraste la leche artificial en cada etapa de su ciclo de vida ambiental: producción, distribución, consumo y evacuación,  agota recursos naturales escasos y contribuye a la contaminación y los consecuentes daños ecológicos.

LA LACTANCIA MATERNA FAVORECE EL APEGO EMOCIONAL ENTRE LA MADRE Y EL NIÑO

Al amamantar, el contacto piel a piel favorece el apego y estimula la creación de los vínculos de amor y seguridad entre la madre y el niño.  Este vinculo de amor entre madre e hijo hace que los niños desarrollen mejor su personalidad  y son más seguros de si mismo cuando son adultos.

Se ha demostrado también que el amamantar resulta ser uno de los factores más poderosos en la protección del maltrato,   es decir,  que los niños amamantados no son maltratados ni tampoco maltratan a otros