Archivo de la etiqueta: Leche materna

Esta soy yo….

Mi nombre es Jade Tavárez, madre de tres hermosos tesoros que son mi vida esposa de un hombre maravilloso, con figuras maternas poderosas en mi vida que me han ayudado a trazar mi camino hasta desde el cielo. Esti incluye sus formas diferentes de pensar y experiencias sumadas a mi vida. Lamentablemente menos en la lactancia, mi mama no me pegó, nunca tuve de cerca tan hermosa experiencia.  Gracias a la leche de embuste mamé de goma no una teta caliente que me reconfortara. Vi a mi hermana mayor una vez con la maquina  los lactó y me parecio curioso mi otro sobrino mi hermana trato en el hospital yo lo vivi con ella fue doloroso, nadie la ayudo. Sin embargo yo con mi primera hija pense que podía en el hospistal me preguntaron si era mi deseo pero nadie me ayudo , cesarea abierta nada de ayuda de parte del padre, maquina que no sabia usar (era regalada) , tuve que empezar a trabajar y  llegue a la formula. Termine con una bebe sobrepeso. Segundo round , llegue a pensar que la unica forma de alimentar a mi hijo era con mi leche , me pegaba la maquina le daba botella y teta cuando pense que no se estaba alimentando bien llame al lugar equivocado enferme , creo que me deprimí tomé  medicamentos y otra vez bienvenida la formula . En el camino perdí un bebé, quede embarazada y me lo propuse desde el principio, no quería volver a escuchar en la cama de al lado un bebé ahogado por reflujo y con alergias en la piel. Era un NO , NO y NO. Esta vez desde el pricipio me enfoque mientras me cosian una enfermera maravillosa me pegó a mi hija y ella mamó, nada mas cercano para mi a la maravilla de la relación Jade / Daniela.  De esa relación y angeles que llegaron a mi vida en el primer mes de mi hija hemos tenido mi familia y yo una lactancia exitosa y aunque se escuche feo per digna de admiración. Me certifiqué como consejera en lactancia y mis desesos son estudiar todo lo que pueda sobre el tema , todas las posibles certificaciones y llevar esta pasión por la lactancia a todos los rincones.

 

Me vuelvo a presentar soy Jade Tavarez , madre de tres, estudiante, esposa , ama de casa , tres perros , un gato , un pez , una tortuga, tengo angeles  lecheras mi alrededor y madre lactante por 35 meses.393917 225842310840973 100002456188990 482295 1413259629 n 225x300 Esta soy yo....

14 meses de lactancia y contando…

Las razones de por qué sigo dando de mamar a mi hija de 14 meses van más allá de la nutrición. El amor y la relación intima que hemos desarrollado están en el top de las razones que para mi y mi familia son prioridad y con ello he aprendido y me he convencido que eso es lo que nos debe importar sobre los comentarios de otros ajenos a mi esposo y mis dos bebes.

El dar de mamar a Bárbara, mi segundo bebé, me liberó de la culpa de no haber podido amamantar a mi hijo Guillermo. Todos los días me preguntaba ¿Por qué con Guille no pude?… Cada vez que trataba de responder lloraba y me decía que fue falta de voluntad. Pero una noche, en un programa de televisión sobre la depresión, que por cierto sufrí durante mi primer postparto, le decía a la que me entrevistaba que la lactancia con mi primer hijo había fracasado porque la ignorancia había ganado… ¡Bingo!

Al fin había encontrado una respuesta que me hacia admitir mis errores, implementar soluciones y liberarme de culpa. El que la ignorancia hubiese ganado una batalla, no significaba nada, aún había cosas por hacer, mamás a quienes ayudar y acompañar. Tiene solución y me hizo aprender, a confiar en mi instinto y a buscar ayuda cuando la necesité… Claro que lamento que Guille fuese el más perjudicado, pero el no haber tenido su tetica, por más de 2 meses, no lo privó de amor y de tener una crianza respetuosa.

Todo lo que no sabia, lo se ahora y me ha ayudado a llevar una lactancia exitosa con mi hija, ha sido todo un proceso que requirió de mucho apoyo en casa, un proceso que no tiene tiempos ni horas establecidas y con el que he necesitado romper paradigmas y encontrarme conmigo misma para escucharme y bloquear todos los tabúes, creencias y tonterías que actualmente rodea a la lactancia materna.

Entendí que mis tetas no están allí para mi propio placer, también están para dar soporte, amor y alimento. No sólo hacen feliz a un hombre. Ellas, sean grandes, chiquitas, paradas o caídas hacen feliz a una bebé que en su forma de decir que me extraña, que tiene hambre o sueño, exclama ¡Mamá teta!